Nosotres nos cuidamos mutuamente

Una guía por y para las comunidades de raza negra, indígenas, Latinxs, gente de color y LGBTQ sobre cómo comprender y sobrevivir la pandemia del COVID-19

Artista: Monica Trinidad

Forward Together trabajó con nuestres socixs del Comité de Practicantes y Residentes y Last Mile para crear la guía «Nosotres nos cuidamos mutuamente», con el propósito de reconocer las estructuras desiguales e inseguras que debemos enfrentar y resolver todos los días cuando buscamos servicios de salud. Esta guía está diseñada por y para nuestras comunidades con el propósito de ayudar a cuidarnos mutuamente durante la pandemia y ayudarnos a todes a obtener la mejor atención posible si cualquiera de nosotres o cualquiera de nuestros seres queridos llegara a enfermarse de COVID-19.

English | Español | Solicitud de copias impresas gratuitas

Introducción

Hay muchas cosas que aun no sabemos sobre el nuevo virus que causa el COVID-19. Sabemos que las injusticias sistémicas continúan, ahora en combinación con el COVID-19, dañando y matando a las comunidades de color, las personas de bajos recursos, las comunidades que realizan un trabajo particular y viven en entornos particulares, lxs inmigrantes y las personas queer y trans. Elaboramos esta guía para reconocer las estructuras e instituciones desiguales e inseguras con las que las personas de color, lxs inmigrantes, los pueblos indígenas y las personas queer y trans se relacionan todos los días y para brindar el apoyo necesario en ese contexto. A medida que el país vuelve a abrirse y durante la pandemia, esta información es fundamental para nuestras comunidades.

Esta guía está diseñada por y para nuestrxs comunidades con el propósito de ayudarnos a cuidarnos mutuamente durante la pandemia, para explicar y difundir información importante que surge del COVID-19, y para ayudarnos a todxs a obtener la mejor atención posible para nosotrxs o cualquiera de nuestrxs seres queridxs si nos enfermamos con el COVID-19. Si mantiene esta información a mano y nos da su opinión sobre la guía, está ayudando a hacer un mundo más seguro para todxs nosotrxs.

 

Las tres guías más importantes: ¡MAD! (Mascarilla + Aire + Distancia)

  • La gráfica muestra una ilustración de una persona que lleva una mascarilla que le cubre la boca y la nariz.¡Mascarilla! Use una mascarilla que cubra completamente su boca y nariz.
  • La gráfica muestra una ilustración de una ventana abierta.¡Aire! Mantenga fresco el aire de ambientes interiores. Abra las ventanas para que el aire exterior fluya a través del espacio.
  • La gráfica muestra una ilustración de dos personas con mascarilla, sentadas y con varios asientos vacíos entre ellas.¡Distancia! Manténgase al menos a dos metros (seis pies) de distancia de las demás personas. Usted corre un mayor riesgo de contraer el COVID-19 si trabaja en ambientes interiores o vive en una casa o edificio con múltiples ocupantes.
Nota: El uso del acrónimo MAD proviene de la versión en inglés (Mask + Air + Distance). El significado de la palabra MAD (en estado de enojo o locura) no se utiliza de la misma forma en el idioma español, pero se conserva el mismo acrónimo del idioma inglés para propósitos mnemotécnicos y didácticos

El nuevo coronavirus está afectando a las personas de raza negra, indígenas, Latinxs, inmigrantes indocumentados, las personas queer y trans de diferentes maneras en comparación con las comunidades blancas heteronormativas, así como dentro y en todas las comunidades en general. Podemos ver la primera diferencia en las tasas desproporcionadas de infección y mortalidad que nuestras comunidades están sufriendo durante la pandemia en comparación con las personas blancas. La injusticia sistémica en nuestra sociedad continúa creando un mayor riesgo general de complicaciones de salud, ahora además como resultado del COVID-19, para nuestra gente. Nuestras comunidades tienen más probabilidades de verse empujadas y atrapadas en la pobreza y se les niega el acceso a los servicios de salud adecuados, permisos médicos pagados y necesidades básicas — y estos daños y abusos contra nosotros han aumentado durante esta pandemia.Si bien nuestras comunidades comparten características que colectivamente nos convierten en el objetivo del racismo, el colonialismo y la xenofobia, también enfrentamos desafíos únicos para mantenernos a salvo durante una pandemia global. Comprender las formas específicas en que esta enfermedad está interactuando con la injusticia sistémica y afectando a nuestras comunidades que, aunque distintas se interconectan, es importante para limitar el daño que experimentamos.

Multitud de trabajadores avícolas en su mayoría Latinxs protestando por condiciones de trabajo inseguras

Debido al racismo sistémico, profundo y generalizado y la supremacía blanca en los servicios sociales y las instituciones públicas y privadas, las personas de raza negra y Latinxs tienen 5 tres veces más probabilidades de infectarse y ser hospitalizadas en comparación con las personas blancas y casi el doble de probabilidades de morir a causa del virus a diferencia de las personas blancas. 1 Eso significa que por cada 10 pacientes blancos que son hospitalizados debido al COVID-19, 30 pacientes de raza negra y 30 Latinxs son hospitalizados.

Mientras las tasas de infección por el COVID-19 para los pueblos indígenas varían ampliamente entre las diferentes reservas de personas nativas americanas, el impacto histórico y actual del colonialismo y el genocidio continúan causando un daño mayor a las comunidades indígenas en general. Algunas reservas tienen tasas de infección mucho mayores que la población general de EE. UU. En Nuevo México, las personas nativas constituyen alrededor del 10% de la población del estado, pero más del 55% de los casos del COVID-19. 2

El gobierno no ha recopilado datos detallados sobre personas LGBTQ y el COVID-19. Por lo tanto, es difícil comprender realmente el alcance del problema por el que atraviesan las personas LGBTQ. Sí sabemos que el COVID-19 es particularmente peligroso para los adultos LGBTQ. Los sistemas sociales y de salud inseguros y dañinos han contribuido por mucho tiempo a las altas tasas de condiciones crónicas como enfermedades cardiovasculares, obesidad, cáncer y VIH/SIDA en las comunidades LGBTQ. Cuando se combinan con el COVID-19, estas condiciones de salud preexistentes ponen a las comunidades LGBTQ en mayor riesgo. También sabemos que el COVID-19 en combinación con la discriminación y el aislamiento, tiene serias implicaciones para los jóvenes LGBTQ y su salud mental.3

 

Kara Hollingsworth fotografiada de medio cuerpo, cabello oscuro y rizado suelto, vistiendo una camisa negra y gafas.

Tuve COVID-19 en abril de este año. Empecé a experimentar dificultad para respirar, pero no le presté atención. Me estaba quedando sin aliento incluso con un corto paseo hasta mi vehículo. Cuando hablaba, sonaba como alguien teniendo un ataque de asma. Tengo la tendencia a pasar por alto mi salud cuando las cosas se ponen difíciles, pero mis síntomas eran tan graves que finalmente llamé a mi médico. Tan pronto como escuchó mis sibilancias, me indicó que fuera a la sala de emergencias. Hasta ese momento, no había tomado mis síntomas en serio, y la urgencia en su voz finalmente me dio permiso para hacer de mi salud una prioridad. Cuando llegué al hospital, me llevaron, me hicieron una prueba y me hicieron una radiografía. Afortunadamente, no necesité ser hospitalizada. Me dieron de alta y pasé las siguientes semanas en cuarentena en mi casa, tratando de evitar transmitir el virus a mi familia.

El coronavirus debe tomarse en serio. Le insto a que no espere hasta que sus síntomas sean tan graves como los míos, que apenas pueda respirar.

Las personas que provienen de comunidades negras, Latinxs, indígenas, inmigrantes, LGBTQ o de bajos recursos, podemos tener una tendencia a retrasar nuestra atención. Eso podría deberse a la falta de acceso a atención, experiencias negativas pasadas con profesionales médicos o desconfianza en el sistema de salud. Todas esas respuestas son comprensibles dadas nuestras historias y experiencias individuales en torno a nuestros servicios de salud. Pero el coronavirus debe tomarse en serio. Le insto a que no espere hasta que sus síntomas sean tan graves como los míos, que apenas pueda respirar. Si tiene síntomas, hágase una prueba lo antes posible y comuníquese con un trabajador de servicios de salud para ver qué pasos debe seguir para cuidarse. Esta pandemia está teniendo el peor impacto en nuestras comunidades, y debemos hacer de nuestra salud una máxima prioridad si queremos sobrevivir a esta pandemia.

Kara Hollingsworth, Cary, Carolina del Norte

Las recientes políticas antiinmigrantes han aumentado el nivel de temor en las comunidades indocumentadas sobre su capacidad para acceder a los servicios de salud y otros programas de ayuda social necesarios. Si los trabajadores esenciales indocumentados, como los trabajadores agrícolas y de fábricas, revelan que tienen el COVID-19, esto puede aumentar tanto el miedo como las experiencias reales de represalias e incluso la deportación. Para manejar estos desafíos, las personas indocumentadas a menudo no reciben los servicios de salud que merecen. Las personas inmigrantes indocumentadas en los centros de detención enfrentan un riesgo aun mayor que la población en general. La propagación del COVID-19 es inevitable en un sistema que alberga a decenas de miles de personas en condiciones inhumanas. En agosto de 2020, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE. UU. (ICE por sus siglas en inglés) informó que cerca de 1,000 detenidos de una población de más
de 21,000 habían dado positivo por el COVID-19.4 También informaron que desde que las pruebas iniciaron en febrero de 2020, cinco personas habían muerto luego de dar positivo por
el COVID-19, mientras estaban bajo custodia de ICE.5

Entonces, ¿por qué estamos sufriendo un impacto y pérdida mayores? Si bien las condiciones de salud preexistentes y otros factores que operan a nivel individual contribuyen a peores resultados de salud, con la presencia de una infección por el COVID-19, la injusticia sistémica crea y agrava estos factores.

  • La población LGBTQ usa tabaco en proporciones que son un 50% más altas que la
    población general, y ha sido bien documentado que la industria tabacalera se ha dirigido agresivamente a las comunidades LGBTQ desde mediados de la década de 1990.6 Debido a que el COVID-19 es una enfermedad respiratoria, las personas fumadoras son especialmente vulnerables.
  • La población LGBTQ también tiene tasas más altas de cáncer y VIH, lo cual puede
    hacer que el sistema inmunológico de una persona sea más vulnerable al COVID-19.
    Sin embargo, estas tasas más altas de cáncer y VIH son catalizadas por injusticias que
    van desde la discriminación hasta la privación de los derechos de las personas a los
    servicios de salud integrales, hasta la falta de investigación adecuada sobre los
    impactos de estas injusticias en estos grupos.
    7, 8
  • Los pueblos indígenas tienen tres veces más probabilidades de ser diagnosticados con diabetes en comparación con la población en general, 9 y esta situación está directamente relacionada con los traumas y la opresión histórica y actual. 10 La diabetes es una característica clave de los pacientes con el COVID-19.
  • La diabetes, la hipertensión y el asma están asociados con un mayor riesgo de muerte por el COVID-19. Las personas afroamericanas de raza negra sufren todas estas
    enfermedades en mayor proporción que las personas blancas, 11 tanto por el racismo en el sistema de salud como por el racismo en todo nuestro país. 12

Además, los investigadores han descubierto que incluso si pudiéramos usar una barita mágica y corregir estadísticamente los datos por estas condiciones crónicas de salud en las personas, nuestras comunidades todavía tienen más probabilidades de sufrir resultados de salud adversos. Hay más en estas diferencias que nuestros comportamientos individuales en respuesta a los sistemas inseguros. Existen razones fundamentales y estructurales que ayudan a explicar las diferencias en los resultados de salud—como historias de esclavitud, colonización y opresión, el robo de la riqueza de nuestras comunidades y la negación del acceso a los servicios de salud y a los alimentos saludables y la contaminación en nuestros vecindarios que nos obliga a vivir y trabajar en condiciones peligrosas. Esta pandemia ha puesto al descubierto las desigualdades profundas que causan tanto condiciones de salud a nivel individual, como el
trauma y la pérdida en toda la comunidad por el COVID-19. Las injusticias sistémicas que están matando y dañando a nuestras comunidades, también crean y agravan factores de salud a nivel sistémico como la vivienda, el empleo y el acceso a los servicios de salud.

Vivienda. Los hogares saludables promueven una buena salud física y mental. Durante el COVID-19, la vivienda deficiente, la vivienda multigeneracional, los problemas de hacinamiento y la falta de viviendas asequibles pueden provocar infecciones respiratorias, angustia psicológica y mala salud en general.

  • Debido a la injusticia en la vivienda, las personas de raza negra y Latinxs tienen más probabilidades de vivir en áreas que sufren brotes. Debido a la discriminación en los alquileres, las personas de raza negra deben vivir en el hacinamiento de sus comunidades y tienen el doble de probabilidades que las personas blancas de vivir en viviendas de tamaño más pequeño con tres o más generaciones, como los abuelos que viven con hijos y nietos.13 Estos arreglos en los hogares hacen que el distanciamiento y
    el aislamiento social sean muy poco prácticos.
  • A los pueblos indígenas a menudo se les niega el acceso a sistemas completos de plomería en sus hogares. Con la enfatización del lavado de manos como una medida importante para prevenir el contagio durante la pandemia, este desequilibrio en la infraestructura puede poner a los pueblos indígenas en mayor riesgo en la crisis del COVID-19.
  • Debido al estigma social, el aislamiento, la discriminación en el hogar y otros determinantes sociales negativos, los jóvenes LGBTQ tienen un 120% más de
    probabilidades de ser empujados hacia una situación de calle o sin hogar en comparación con los jóvenes no LGBTQ. Más allá de un refugio, muchos dependen de los alimentos y los recursos proporcionados por las escuelas públicas y las agencias de bienestar infantil. Debido al cierre generalizado de escuelas como resultado del COVID-19, los jóvenes LGBTQ también corren el riesgo de perder el acceso a las necesidades básicas que las escuelas proporcionan.
  • Muchas familias inmigrantes de ingresos bajos y moderados que pueden usar o calificar para la asistencia federal de vivienda, se han visto afectadas por la regulación de carga pública implementada por la administración Trump. En Texas, algunas personas inmigrantes indocumentadas se autodesalojaron de apartamentos que ya no podían pagar por temor a represalias. 14 Con muchos trabajadores perdiendo sus puestos de trabajo, cada vez más inmigrantes recurren a sus familiares y se quedan en espacios hacinados durante esta pandemia.

Empleo. El empleo tiene beneficios sociales, psicológicos y económicos que pueden mejorar la salud. A menudo proporciona beneficios importantes como seguro de salud, permiso por enfermedad pagado y permiso maternal/paternal. Sin embargo, las comunidades de raza negra, Latinxs e inmigrantes han sido empujadas históricamente de manera desproporcionada hacia trabajos que ahora aumentan su exposición al virus y es más probable que lo transmitan a nuestras familias y comunidades. Muchos de estos trabajos, si bien son necesarios para el funcionamiento de nuestra sociedad, no proporcionan beneficios de salud y planificación familiar adecuada o de ningún tipo.

  • Las personas de raza negra y Latinxs tienen muchas más probabilidades de estar en trabajos de primera línea, como supermercados, tiendas de conveniencia y farmacias, transporte público, camiones, servicio postal, servicios de salud, cuidado infantil y servicios sociales 15 donde pueden encontrar personas con el COVID-19. Si bien estos trabajadores tal vez estén de alguna forma más protegidos contra la pérdida de empleo, realizar su trabajo en sí los expone más que otros grupos a contraer el COVID-19.
  • Muchas mujeres de color trabajan en empleos particulares que se consideran esenciales, lo que coloca también a este grupo en un mayor riesgo de enfermarse. Además, las mujeres de color también con frecuencia han sido empujadas específicamente hacia el trabajo doméstico, el cual no cuenta con seguridad laboral y que ahora, en su mayoría, no se realiza debido a la pandemia.
  • Solo 20 estados y D.C. tienen leyes que prohíben explícitamente la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género. Solo una de cada cinco empresas estadounidenses ofreció permisos familiares pagados a los empleados
    LGBT. 16
  • Se estima que seis millones de personas inmigrantes no detenidas e indocumentadas están trabajando en la primera línea de la crisis 17 como trabajadores esenciales. A pesar
    de que también es más probable que trabajen en empleos que han sufrido una alta tasa
    de suspensiones o despidos (empleadas domésticas, niñeras), estos trabajadores se
    han quedado fuera de cualquier asistencia financiera del gobierno federal. Las personas
    inmigrantes indocumentadas también tienen menos probabilidades de tener acceso a
    las redes de programas de ayuda social, en comparación con otras personas de bajos
    ingresos en los Estados Unidos.

Los servicios de salud y el acceso. Los servicios de salud en sí mismos y la capacidad de acceder a ellos son claras ventajas para obtener resultados de salud positivos durante una pandemia. Sin embargo, a las personas que los necesitan, los servicios de salud a menudo se les niegan o están fuera de su alcance. Además de los lineamientos y las leyes federales, existe una amplia gama de discriminación y violencia que experimentamos todos los días que afecta nuestra capacidad de tener servicios de salud adecuados y acceso a apoyo y resultados para nuestro bienestar. La seguridad comunitaria es un determinante de salud muy importante para nuestras comunidades y para nuestra experiencia de salud y bienestar. La salud de nuestros sistemas judiciales y legales en este país también están entrelazados con la salud personal.

  • Se estima que a 7.1 millones de personas inmigrantes indocumentadas se les niega un seguro de salud y, como resultado, no tienen proveedores de atención primaria (PCP por sus siglas en inglés). Durante años, las personas indocumentadas han dependido de los departamentos de emergencia para recibir atención médica. El hecho de decirle a las personas que eviten los hospitales y que llamen a sus proveedores de atención primaria, deja a quienes no los tienen con pocos recursos. Esta pandemia está dejando al descubierto las consecuencias de limitar el acceso a la atención primaria para las personas cuya condición de residentes en el país ya está siendo atacada por el gobierno.
  • En febrero de 2020, la administración Trump amplió la denominación de a quienes los funcionarios de inmigración juzgaron como una «carga pública»; gente dependiente permanentemente de la ayuda del gobierno y, por lo tanto, no elegible para una tarjeta de residencia. El 20 de julio de 2020, dos mandatos judiciales a nivel nacional impidieron que la regulación de carga pública entrara en vigor durante la pandemia. Aunque buscar servicios de salud o ayuda para vivienda, cupones de alimentos u otros programas de ayuda social sigue siendo posible para las personas inmigrantes indocumentadas, el miedo dentro de las comunidades indocumentadas es real. La amenaza de estas políticas antiinmigrantes, junto con muchos mensajes confusos, continúa afectando a las comunidades indocumentadas para que no busquen el apoyo y la atención que necesitan para detener la propagación del COVID-19.
  • Esta pandemia está ocurriendo en el contexto de protestas contra la brutalidad policial. Las comunidades de personas de raza negra, Latinxs y nativas americanas están más vigiladas que los barrios de la gente blanca. Estas interacciones con las autoridades son a menudo violentas y, en muchos casos, mortales. Según el grupo de investigación Mapping Police Violence (Mapeando la Violencia Policial), las personas de raza negra tienen 2.5 veces más probabilidades de ser asesinados por la policía en comparación con las personas blancas. 18
  • Muchas personas de color sufren el racismo a través de microagresiones, que son insultos breves y sutiles que pueden ser intencionales o no, pero que conducen a niveles elevados de depresión y trauma para quienes las sufrimos. 19 El racismo en todas sus formas también debilita la confianza en los trabajadores de servicios de salud y las personas encargadas de cuidar a otros, lo que genera factores estresantes adicionales en el acceso a los servicios de salud.
  • Con el nuevo coronavirus ocurriendo por primera vez en China, las mujeres de ascendencia china y otras personas asiático-estadounidenses están lidiando con informes preocupantes de un aumento de la xenofobia, con amenazas y ataques racistas en contra de las personas asiáticas surgiendo en todo el país y poniendo en mayor riesgo su salud física y mental.
  • Los traumas colectivos e intergeneracionales como la esclavitud, el encarcelamiento masivo, el colonialismo y las deportaciones, han impulsado a que
    las mujeres de color tengan más probabilidades de experimentar condiciones de vida
    inseguras
    debido a la violencia doméstica. Si bien la violencia doméstica afecta a mujeres de todas las etnias, puede haber desafíos adicionales para las mujeres de color, especialmente las mujeres inmigrantes e indocumentadas que probablemente tienen que lidiar con recursos limitados, barreras del idioma y temor a la deportación para obtener seguridad física y mental.
  • También hay investigaciones científicas que muestran cómo el racismo y la xenofobia generan factores estresantes diarios que, con el transcurso del tiempo, crean un impacto horrible en nuestros cuerpos a nivel celular. Arline Geronimus propuso la «hipótesis del aguante», que ilustra cómo el racismo se acumula en nuestro sistema con el tiempo y eventualmente impacta nuestros órganos y la salud en general. 2020
  • Las personas inmigrantes indocumentadas tienen más probabilidades de que la sociedad y los sistemas sociales, que son inseguros y mortales, las enfermen y maten.21 Las políticas y leyes antiinmigración que las personas inmigrantes indocumentadas, junto con los factores estresantes, sufrieron en sus países de origen, así como en su viaje a este país, afectan los resultados de salud de sus comunidades. Las personas inmigrantes indocumentadas a menudo provienen de países con guerras prolongadas o disturbios civiles. Además de eso, a menudo atraviesan eventos más estresantes durante su migración, incluyendo encarcelamiento, violación, limpieza étnica, violencia física, tortura y muchos otros.
  • Las personas LGBTQ tienen que luchar todos los días para que sus familias sean reconocidas por la ley. Las parejas del mismo sexo, quienes crían entre 2 y 3.7 millones de niños, viven en estados que no los protegen explícitamente de la discriminación. Esto a su vez lo aumenta el riesgo de pobreza, crea más inseguridad en la vivienda y empeora las disparidades en la salud y el aislamiento social.

Lo que necesitamos saber

Hecho

Un coronavirus es un tipo de virus. Hay muchos tipos diferentes y algunos causan enfermedades.22 VERDADERO

Ficción

El nuevo coronavirus es el mismo que los coronavirus que comúnmente circulan entre los humanos y causan enfermedades leves, como el resfriado común o la gripe. FALSO

Hecho

El COVID-19 es una enfermedad nueva, causada por un nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) que no se había visto previamente en humanos. VERDADEROLa mayoría de las personas que contraen el COVID-19 tienen síntomas leves o moderados y pueden recuperarse si reciben cuidados y apoyo. Sin embargo, ciertas condiciones preexistentes pueden agravar esta enfermedad. VERDADERO

El COVID-19 es una enfermedad que puede atacar varios órganos, incluyendo los pulmones y los riñones. Es mucho más grave que la gripe estacional. VERDADERO

Ficción

Este coronavirus nuevo (SARS-CoV-2) y la enfermedad resultante (COVID-19) es lo mismo que la gripe. FALSO

Síntomas, tratamiento, cuidados y la prevención

Las personas con el COVID-19 han reportado una gran variedad de síntomas, que van desde síntomas leves hasta enfermedades graves. Algunas personas no presentan ningún síntoma. Los síntomas pueden aparecer entre dos a 14 días después de la exposición al virus. Las personas con los siguientes síntomas pueden tener el COVID-19.

  • Fiebre o escalofríos
  • Tos
  • Falta de aire o dificultad para respirar
  • Fatiga
  • Dolores musculares o corporales
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida reciente o nueva del gusto o del olfato
  • Dolor de garganta
  • Congestión o secreción nasal
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea

Esta lista no incluye todos los síntomas posibles. La mayoría de las personas con el COVID-19 tienen síntomas que van de leves a moderados y se recuperan por sí mismas. Con menos frecuencia, el COVID-19 puede provocar neumonía, otras complicaciones graves, hospitalización o muerte.

 

Un momento decisivo para dos médicos jóvenes

El Dr. Lestin visto de medio cuerpo, frente a la cámara, vistiendo un uniforme azul oscuro, un respirador y gafas protectoras en la parte superior de la cabeza.El Dr. Khatib fotografiado de medio cuerpo sonriendo, vistiendo un uniforme verde claro y sosteniendo un cachorro color café.

El Dr. Stephan Lestin (left) estaba recibiendo entrenamiento en Manhattan cuando el COVID-19 llegó a la ciudad de Nueva York (NYC) y el Dr. Dara Khatib (right) estaba en Brooklyn. Ambos estaban terminando su primer año de residencia de Medicina de Emergencias.

Las tasas de infección por el COVID-19 han mejorado en Nueva York, pero esta pandemia nos ha cambiado como médicos. Fue una experiencia desgarradora. Pasamos días y noches tratando de salvar a los que estaban gravemente enfermos con este virus. Cada turno estaba lleno de campanas constantes y alarmantes de los monitores que indicaban bajo nivel de oxígeno y las sirenas constantes de las ambulancias que traían pacientes increíblemente enfermos—tanto jóvenes como mayores. Mientras tanto, solo podíamos pensar en todos los pacientes que veríamos afectados por esta enfermedad—y todas las videollamadas telefónicas que haríamos con familiares preocupados para decirles el estado de sus seres queridos.

Queremos que todos sepan que uno de los medios más efectivos para prevenir la transmisión de enfermedades es usar una mascarilla que cubra la nariz y la boca.

Todavía estamos tratando de aprender cómo funciona esta enfermedad en el cuerpo, pero queremos que todos sepan que uno de los medios más efectivos para prevenir la transmisión de enfermedades es usar una mascarilla que cubra la nariz y la boca. Además, una prueba negativa no significa necesariamente que no tenga el virus. Desafortunadamente, las pruebas del COVID-19 no son 100% precisas en este momento. Es completamente posible no tener síntomas y tener una prueba negativa, pero aun así estar infectado. Si ha estado expuesto al COVID-19 y tiene una prueba negativa, aun debe autoaislarse durante dos semanas desde su última exposición conocida para asegurarse que usted no transmite el virus a otras personas.

Dr. Stephan Lestin, Medicina de Emergencias, NY, Miembro de CIR/SEIU
Dr. Dara Khatib, Medicina de Emergencias, NY, Miembro de CIR/SEIU

Debemos educarnos y comprender nuestros síntomas y el riesgo que el COVID-19 representa en nuestras comunidades.

Ciertas condiciones de salud la/o ponen a usted en riesgo de contraer una enfermedad más grave por el COVID-19. Las enfermedades cardiovasculares son un factor de riesgo importante. Las siguientes condiciones están relacionadas con un aumento de enfermedades más graves, hospitalizaciones y muertes.

Aumento de riesgo evidente de enfermedad GRAVE por el COVID-19
  • Obesidad (índice de masa corporal> 30) *
  • Diabetes mellitus tipo 2*
  • Condiciones cardíacas,* como enfermedad de las arterias coronarias (ataque cardíaco anterior), insuficiencia cardíaca o miocardiopatía
  • Insuficiencia renal crónica (CKD por sus siglas en inglés)
  • Enfermedad de células falciformes*
  • Cáncer o recientemente tratado por cáncer*
  • Estado inmunodeprimido por un trasplante de órgano

* Indica que las personas de raza negra, gente indígena y de color pueden tener más probabilidades que las personas blancas de tener estas condiciones de salud. Estas condiciones a menudo las mencionan en las noticias y los trabajadores de la salud se refieren a ellas como «comorbilidades».

Posible riesgo mayor de enfermedad grave del COVID-19
  • Presión arterial alta (hipertensión)
  • Fumar
  • Asma (moderada-grave)
  • Embarazo
  • Enfermedad cerebrovascular (enfermedad de los vasos sanguíneos del cerebro, por ejemplo, accidente cerebrovascular)
  • Condiciones neurológicas tales como la demencia
  • Talasemia
  • Fibrosis quística
  • Estado inmunodeprimido: VIH, uso de esteroides, inmunodeficiencias, trasplante reciente de médula ósea o transfusión de hemoderivados, uso de corticosteroides
  • Enfermedad del hígado
  • Fibrosis pulmonar
  • Diabetes mellitus tipo 1
  • Los niños con enfermedades neurológicas, metabólicas o genéticas también tienen un mayor riesgo de infección grave

Hecho

We’re still learning about how the virus spreads, but we know much more today than we did at the start of the pandemic. VERDADERO

Here’s what we’ve learned: Se cree que el virus que causa el COVID-19 (SARS-CoV-2) se transmite principalmente de persona a persona, principalmente a través de las gotículas respiratorias (gotitas) que se producen cuando una persona infectada tose, estornuda o habla. Estas gotículas pueden caer en la boca o la nariz de las personas que están cerca o posiblemente ser inhaladas hacia los pulmones. La propagación es más probable cuando las personas están en contacto cercano entre sí (menos de dos metros o seis pies). Estamos comenzando a ver que la propagación también puede ocurrir cuando las personas están en un edificio con un espacio aéreo compartido. El virus puede circular a través de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC por sus siglas en inglés), infectando a personas a más de dos metros (seis pies), incluso en otras habitaciones o pisos. Esto significa que la propagación puede ocurrir incluso cuando las personas se distancian físicamente. El COVID-19 también parece estar siguiendo la propagación de la comunidad, el cual sucede cuando alguien adquiere la enfermedad por haber estado en contacto directo con una persona infectada.*

*This statement reflects the consensus of the medical and public health community as of 9/28/2020.

Ficción

El coronavirus se propaga a través de:

  • Moscas domésticas* FALSO
  • Picaduras de mosquitos* FALSO
  • Redes móviles 5G* FALSO

(del sitio web de la OMS el 7/7/2020)

*These statements reflect the consensus of the medical and public health community as of 9/28/2020.

La prevención sigue siendo todavía el mejor camino para mantenerse saludable. ¡Usted puede utilizar el acrónico MAD! (Mascarilla + Aire + Distancia) para ayudar a recordar las tres primeras mejores prácticas. También puede seguir estas mejores prácticas adicionales para ayudarla/o a usted y a sus seres queridos a mantenerse saludables y libres de coronavirus.

  • Use una mascarilla en público y cuando haya otras personas que no vivan en su casa. La mascarilla debe cubrir tanto la nariz como la boca. Si no cubre ambas, su mascarilla no le brinda protección ni protege a los demás.
  • Abra ventanas y puertas y fomente la ventilación de aire fresco. La ventilación y el flujo de aire son extremadamente importantes. Traer y hacer circular aire fresco o exterior ayuda a disminuir la exposición al virus COVID-19 y evita que el virus permanezca en el aire y se propague. (Consulte la sección de ventilación para conocer las ideas específicas que puede realizar en el trabajo o en el hogar para aumentar el flujo de aire.)
  • Mantenga la distancia social aumentando el espacio entre individuos y disminuyendo la frecuencia de contacto. Mantenerse físicamente distanciado reduce el riesgo de propagación del virus. (Lo ideal es mantener al menos dos metros o seis pies entre todas las personas, incluso aquellas que son asintomáticas.)
  • Quédese en casa (shelter in place), excepto para actividades esenciales.
  • Lávese las manos con frecuencia durante al menos 20 segundos.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Si tiene síntomas, no salga.

Hecho

Actualmente no existe ningún medicamento autorizado para curar el COVID-19. No existe una vacuna para el COVID-19. VERDADERO

Hasta que haya un medicamento o una vacuna, su mejor protección contra el COVID-19 es seguir las recomendaciones de salud pública como usar una mascarilla, lavarse las manos, mantener la distancia social, abrir ventanas para aumentar el flujo de aire y quedarse en casa tanto como pueda. VERDADERO

Ficción

Rociar o introducir lejía u otros desinfectantes en su cuerpo lo protegerá contra el COVID-19 y puede ser peligroso. FALSO

De acuerdo con el sitio web de la Organización Mundial de la Salud esta práctica puede ser peligrosa. Ni la hidroxicloroquina ni cualquier otro medicamento puede curar o prevenir el COVID-19. VERDADERO

Cómo y dónde hacerse la prueba

  • Si se siente enferma/o y necesita una prueba, puede elegir a cuál de las siguientes opciones llamar para obtener ayuda.
    • Su trabajador de servicios de salud
    • Su departamento de salud local
    • Su farmacia local
    • Llame con anticipación para asegurarse de que el trabajador de servicios de salud/centro tenga pruebas del COVID-19 disponibles.
  • Si se siente enferma/o y experimenta dificultad grave para respirar o confusión, llame al 911. Es especialmente importante buscar atención inmediata si tiene problemas para respirar. No espere hasta que esté gravemente enferma/o para pedir ayuda. Su trabajador de servicios de salud puede ayudarla/o a determinar qué pasos debe tomar si se enferma.
  • Si obtiene una prueba del COVID-19, debe ponerse en cuarentena tanto como sea posible mientras espera los resultados. Los períodos de espera para obtener resultados pueden ser de hasta dos semanas. Sin la autocuarentena durante ese tiempo, es posible que exponga a otras personas al virus si lo tiene.
  • Si obtiene un resultado negativo en su prueba, puede continuar distanciándose físicamente y monitoreando los síntomas. Si los síntomas aumentan, hable con su trabajador de servicios de salud para que le ayude a comprender el resultado de la prueba y a explorar los mejores pasos a seguir para su salud.
  • Si obtiene un resultado positivo en su prueba, debe ponerse en cuarentena tanto como sea posible. Hable con familiares y amigos con anticipación para hacer un plan compartido sobre cómo ayudar a la persona infectada a recibir atención, ponerse en cuarentena, ir al hospital si los síntomas son graves y reintegrarse después de la cuarentena.

Tipos de pruebas para detectar el COVID-19

Prueba viral (prueba de diagnóstico)

La prueba viral es la prueba que debe realizar si cree que tiene una infección por el COVID-19 activa.

  • La prueba viral incluye dos pruebas.
    • La prueba molecular detecta el virus.
      • Según Harvard Health Publishing, la tasa de falsos negativos reportada es tan baja como 2% y tan alta como 37%. La tasa de falsos positivos de la que se tiene información, es decir, una prueba que dice que tiene el virus cuando en realidad no lo tiene—es del 5% o menos.
    • La prueba de antígeno detecta el material genético viral (proteínas virales específicas).
      • Según Harvard Health Publishing, la tasa de resultados falsos negativos de la que se tiene información es tan alta como el 50%, por lo que la FDA no favorece las pruebas de antígenos como una única prueba de infección activa.
  • La muestra se recolecta mediante hisopado nasal (más común) o de garganta o en saliva.
  • La prueba viral NO muestra si alguna vez ha tenido el COVID-19 en el pasado. Solo las infecciones activas pueden diagnosticarse adecuadamente con este tipo de prueba.
  • Con frecuencia, esta forma de prueba se denomina prueba rápida (POC por sus siglas en inglés).
  • Es importante hacer notar que estas pruebas dependen del operador, lo que significa que, aunque esta es la forma más precisa de detección, si el operador (la persona que administra la prueba) no obtiene una muestra de suficiente cantidad en el hisopo o la muestra no tiene mucho virus, esto puede afectar los resultados. La prueba de hisopado nasal es incómoda, sin embargo, permanecer sin moverse durante la prueba ayudará al operador.
  • Los resultados de la prueba viral pueden interpretarse de la siguiente forma.
    • Resultado positivo: Tiene una infección activa por el COVID 19.
    • Resultado negativo: No se detectó el COVID-19 en la muestra proporcionada (como se señaló anteriormente, esto no significa que podamos decir con un 100% de certeza que no tiene el COVID-19). Por tanto, sea cual sea el resultado de su prueba, si usted no se siente bien, tome medidas preventivas de distanciamiento social.
Prueba de anticuerpos

Esta prueba le indica si ha tenido una infección por el COVID-19 en el pasado. No diagnostica una infección activa.

  • La muestra se recolecta por medio de la extracción de sangre o punción en el dedo.
  • Es importante hacer notar que la prueba analiza la respuesta inmunitaria del cuerpo ante la infección por el COVID-19. Por lo tanto, pueden pasar días o semanas antes de que una persona con el COVID-19 dé positivo en esta prueba de anticuerpos.
  • Los resultados de la prueba pueden interpretarse de la siguiente forma.
    • Resultado positivo: Incluso si no tuvo síntomas en el pasado, un resultado positivo significa que tuvo el COVID-19 en el pasado.
    • Resultado negativo: No ha estado expuesto al COVID-19. La evidencia actual sugiere que los anticuerpos se desvanecen después de 2-3 meses, por lo que esta prueba no es un diagnóstico perfecto de una infección previa.
  • Actualmente, no sabemos si los anticuerpos contra el COVID-19 protegen contra la reinfección, por lo que es importante continuar con las medidas de distanciamiento social, incluso si tiene anticuerpos contra el COVID-19.
  • Esta prueba de anticuerpos no debe usarse para determinar si puede volver a trabajar. Si estuvo enferma/o, no regrese al trabajo hasta que haya pasado dos semanas sin síntomas (existen opiniones contradictorias sobre cuánto tiempo esperar para regresar al trabajo, entre 10 días a tres semanas, según la gravedad).
  • La prueba de anticuerpos se está utilizando para ayudar a la comunidad médica a comprender más sobre el COVID-19, ya que es tan nuevo. Si no está segura/o de qué prueba hacerse, llame a su trabajador de servicios de salud primarios o busque el consejo del personal de salud de su departamento de salud local.
  • Según Harvard Health Publishing:
    • «¿Y la veracidad de esta prueba? Hacerse una prueba de anticuerpos demasiado pronto puede dar lugar a resultados falsos negativos. Eso se debe a que el sistema inmunológico tarda una o dos semanas después de la infección en producir anticuerpos. La tasa de falsos negativos de la que se tiene información es del 20%. Sin embargo, el rango de falsos negativos es del 0% al 30%, según el estudio y el momento en el que se realiza la prueba en el transcurso de la infección. Las investigaciones sugieren que los niveles de anticuerpos pueden disminuir en unos pocos meses. Y aunque una prueba de anticuerpos positiva demuestra que ha estado expuesto al virus, aun no se sabe si esos resultados indican una falta de contagio o una inmunidad protectora duradera».

Si le diagnostican el COVID-19 o si da positivo en la prueba viral (no de anticuerpos), quédese en casa tanto como sea posible. No vaya a la escuela ni al trabajo, incluso si usted tiene un trabajado esencial, a menos que esté exenta/o de cuarentena (como lo están algunos trabajadores, por ejemplo, en el sector de salud). Salga de casa solo para recibir atención médica esencial o para cubrir necesidades básicas como alimentos, si no tiene otra forma de conseguirlos.

Para evitar que otras personas en su hogar se enfermen, usted puede tomar las siguientes precauciones:

  • Manténgase al menos a dos metros (seis pies) de todas las personas en su hogar. Si tiene espacio al aire libre, úselo o trate de mantenerse distanciada/o en la casa tanto como sea posible. La distancia es la mejor manera de proteger a los demás. Si no puede mantener esta distancia de los demás, use una mascarilla facial.
  • Use un baño separado si tuviera uno disponible. Si comparte un baño, desinfecte las superficies y los accesorios después de cada uso.
  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 20 segundos.
  • Cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo de papel o con la manga al estornudar o toser. No use sus manos para cubrir su estornudo o tos. Deseche los pañuelos de papel de inmediato y lávese las manos después.
  • Limpie las superficies que se tocan con frecuencia, como mostradores, perrillas/pomos de puertas y teléfonos. Límpielos después de cada uso o al menos una vez al día. Use un aerosol o una toallita con desinfectante.
  • Si comparte la cama con alguien, duerma de pies a cabeza o haga que la persona duerma en el sofá o en el suelo.
  • Si necesita estar en la misma habitación que los demás, mueva los muebles para poder sentarse más separados.
  • No comparta artículos domésticos personales, como vasos, tazas, cubiertos y toallas.
  • No permita que las visitas vengan a su casa.
  • Abra las ventanas para mejorar el flujo de aire.

La mayoría de las personas no necesitan pruebas para decidir cuándo pueden estar cerca de otras personas; sin embargo, si su trabajador de servicios de salud recomienda hacerse alguna prueba, le informará cuándo puede volver a estar cerca de otras personas según los resultados de la prueba. Estos lineamientos también pueden ser útiles.23

Si cree o sabe que tenía el COVID-19, puede estar cerca de otras personas después de:

  • 10 días desde que aparecieron los primeros síntomas y
  • 24 horas sin fiebre sin el uso de medicamentos antipiréticos y
  • cuando otros síntomas del COVID-19 están mejorando. ** Nota: La pérdida del gusto y el olfato puede persistir durante semanas o meses después de la recuperación y no es necesario retrasar el final del aislamiento.

Si usted dio positivo por el COVID-19 pero no tuvo síntomas puede estar cerca de otras personas después de que:

  • Hayan pasado 10 días desde que tuvo una prueba viral positiva (no de anticuerpos) para el COVID-19.

Si ha tenido una enfermedad grave o está inmunodeprimido, considere lo siguiente:

  • Las personas que están gravemente enfermas por el COVID-19 pueden necesitar quedarse en casa más de 10 días y hasta 20 días después de que aparecieron los primeros síntomas. Las personas que están gravemente inmunodeprimidas pueden requerir pruebas para determinar cuándo pueden estar cerca de otras personas. Hable con su trabajador de servicios de salud para obtener más información. Si las pruebas están disponibles en su comunidad, su trabajador de servicios de salud puede recomendarlas. Su trabajador de servicios de salud le informará si puede volver a estar cerca de otras personas según los resultados de sus pruebas.
  • Su doctor puede trabajar con un experto en enfermedades infecciosas o con su departamento de salud local para determinar si es necesario alguna prueba antes de que pueda estar con otras personas.

Lo que podemos hacer

Como personas de color, indígenas, inmigrantes, personas queer o trans, hay una serie de desigualdades y discriminaciones que probablemente enfrentemos al buscar servicios de salud. Esta sección de la guía le proporcionará información que puede ayudar a asegurar que sus derechos estén protegidos y que reciba la mejor atención posible.

Mucho de lo que necesitamos para mantener seguras a nuestras comunidades en esta pandemia depende de que responsabilicemos a las personas que toman decisiones. Necesitamos permisos de trabajo pagados, acceso a los servicios de salud, cuidado infantil, condiciones de trabajo seguras y mucho apoyo y recursos. Debemos continuar obteniendo estos servicios esenciales a través del poder de nuestro activismo en el ámbito de los servicios de salud, nuestros lugares de trabajo y nuestras comunidades y con el poder de nuestro voto.

Entendiendo su visita

Buscar servicios de salud puede ser abrumador: Información nueva, planes de tratamiento nuevos, pruebas, próximas citas. Para asegurarse de aprovechar al máximo su visita, al final de la visita pídale trabajador de servicios de salud que resuma/explique. Puede ser útil tener estas preguntas en mente.

  • ¿Cuáles son los cambios que se están realizando en mi plan de tratamiento?
  • ¿Cuáles son las próximas pruebas o referencias médicas que necesito completar antes de mi próxima cita?
  • (Si se están agregando nuevos medicamentos, asegúrese de preguntar). ¿Cómo debo tomar el medicamento recetado y cuáles son los efectos secundarios comunes?

Si usted puede repetir el resumen de los cambios realizados y el plan, usted comprende completamente los próximos pasos para su plan de tratamiento. Si no puede resumirlo, haga más preguntas hasta que lo comprenda completamente.

Conozca sus derechos

  1. Si no se siente cómodo/a con su enfermera/o o doctor/a, tiene todo el derecho de pedir ver a un trabajador de la salud diferente para su próxima cita. Tampoco es necesario que proporcione una razón.
  2. Usted tiene derecho a solicitar un intérprete/traductor en su idioma. Si el trabajador de servicios de salud afirma que puede hablar en su idioma principal, aun puede solicitar un intérprete si cree que no lo habla con fluidez o no comprende la información proporcionada. Usted puede solicitar siempre un intérprete/traductor.
    • «Doctor, agradezco su esfuerzo por comunicarse conmigo, pero todavía tengo dificultades para entender, me gustaría usar un intérprete/traductor para asegurarme de que comprendo»
  3. Usted tiene derecho a ser informada/o sobre su estado de salud. Si no comprende la información proporcionada por el trabajador de servicios de salud, usted tiene todo el derecho de pedirle a esta persona que le explique la información. Esto incluye resultados, procedimientos, consentimientos, diagnóstico y plan de tratamiento. Todos estos componentes son necesarios como parte de sus servicios de salud.
  4. Usted puede pedir y esperar que el trabajador de servicios de salud discuta todos los riesgos asociados con cualquier procedimiento. El trabajador de servicios de salud debe responder cualquier pregunta acerca de los riesgos franca y claramente, y puede pedir clarificación si los riesgos no están claros para usted.
  5. Antes de firmar, su trabajador de servicios de salud debe responder cualquier pregunta sobre la necesidad del procedimiento y los riesgos involucrados. También pregunte qué consecuencias resultarían al negarse a firmar el consentimiento para recibir los servicios de salud, la cual es una pregunta que forma parte importante de su autoabogacía. Todos los formularios de consentimiento deben incluir la siguiente información.
    • Nombre del paciente con los datos adecuados del paciente (como número de historia clínica o fecha de nacimiento)
    • Nombre del procedimiento
    • Ubicación del lugar en el cuerpo
    • Lista de riesgos y beneficios de recibir el procedimiento
  6. Si ha solicitado una prueba o procedimiento de diagnóstico y su doctor se ha negado, puede solicitarle que lo documente en su expediente.
  7. Tiene derecho a saber quién está en la habitación del consultorio. Ya sea que vaya al consultorio del médico o al hospital, hay muchas personas involucradas en su atención médica. A veces, esto puede ser inquietante y también agotador, ya que tendrá que repetir su historia varias veces a diferentes trabajadores de salud. Tiene derecho a conocer la identidad de las personas involucradas en su atención, ya sean doctores, enfermeras, estudiantes, etc.
  8. Para obtener más ayuda para comprender cómo funciona el sistema de salud, verifique si hay una persona o departamento oficial cuyo trabajo sea ayudar a los pacientes. A menudo, esto se conoce como hospital ombudsman o departamento de abogacía del paciente.

Comunicándose con su doctor/a

La relación entre el paciente y doctor/a es importante y se ha demostrado que tiene un impacto positivo en los resultados de salud. Los pacientes que se sienten más cómodos con sus doctores y trabajadores de salud, pueden compartir toda la información pertinente con estas personas para ayudarlos a tomar decisiones más informadas sobre su atención inmediata y bienestar a largo plazo.

Hable sobre su vida laboral y familiar

Muchos trabajadores de salud saben que sus pacientes tienen que sacrificar mucho para verlos (ya sea para tomarse un día libre del trabajo, encontrar un transporte confiable y seguro, equilibrar el cuidado de los niños, preocupaciones financieras, etc.). Comparta cualquier problema que esté teniendo con el trabajador de servicios de salud incluyendo los compromisos de tiempo para programar pruebas y citas u obstáculos financieros para la atención, de modo que esta persona comprenda mejor estos problemas y cómo pueden afectarla/o para obtener pruebas, procedimientos y tratamiento a tiempo. Enfatizar estos temas a sus trabajadores de salud le permite a usted trabajar en equipo para alcanzar el éxito en su salud.

Qué decirle a su trabajador de servicios de salud para ayudarla/o a obtener una mejor atención

  1. Procedimientos, y pruebas de diagnóstico
    • «¿Podría explicarme el procedimiento? ¿Cuáles son los pasos?»
    • «¿Qué va a pasar el día del/procedimiento/prueba? ¿Cómo puedo prepararme?»
    • «¿Cuál es el propósito de este procedimiento? ¿Por qué necesito este procedimiento?»
    • «¿Cuáles son los riesgos de este procedimiento? ¿Tengo un riesgo alto o moderado de sufrir alguna de las complicaciones mencionadas?»
    • «¿Cuáles son los posibles efectos secundarios a corto y largo plazo del tratamiento o procedimiento?»
    • «¿Qué pasaría si no hago nada?»
  2. Si ha solicitado una prueba o procedimiento de diagnóstico y su trabajador de servicios de salud se ha negado, puede solicitarle que lo documente en su expediente.
    • «Aunque usted no está recomendando esta prueba o procedimiento, documente en mi expediente que solicité esta prueba y la razón por la que no soy candidata/o para ella».
  3. Saber quién está en la habitación o consultorio
    • «Hola, con gusto voy a responder a sus preguntas, pero antes de hacerlo, ¿podría por favor presentarse y decirme cuál es su trabajo a cargo de mi salud?»

Presentación de quejas si ha sufrido discriminación en el sistema de salud

No existen antídotos universales para la discriminación que probablemente encuentre al buscar servicios de salud, pero a continuación aparecen algunos lugares a los que puede comunicarse para presentar una queja o dejar evidencia en un expediente oficial de su experiencia. Al presentar una queja, usted va a contar con documentación si decide seguir las vías legales y su queja puede llevar a que, en un futuro, un paciente sea tratado mejor.

  • Presentar una queja al sistema del hospital o clínica detallando su experiencia.
  • Además, presente una queja con su trabajador de servicios de salud del seguro.
  • Muchos hospitales tienen coordinadores de pacientes. También presente una queja a esa persona.

Los trabajadores esenciales han continuado reportándose a sus lugares físicos de empleo durante la pandemia. Los trabajadores de raza negra e indígenas y las personas de color, incluyendo a las personas inmigrantes en situaciones laborales precarias, constituyen una gran parte de los trabajadores esenciales que tienen un mayor riesgo de contraer el COVID-19, incluyendo los trabajadores de fábricas, trabajadores agrícolas, cocineros, cajeros, trabajadores de reparto y trabajadores de tránsito y aquellas personas que brindan servicios de salud en hospitales y hogares de ancianos. El COVID-19 le ha costado la vida a las personas que han tenido que seguir trabajando durante la pandemia—a menudo con salarios bajos y beneficios limitados—al tiempo que ha puesto a sus familias y comunidades en mayor riesgo. Las disparidades raciales en las condiciones de salud preexistentes solo agravan la situación. En esta sección, proporcionamos información que puede ayudarla/o a abogar y crear un lugar de trabajo más seguro.

 

Trabajo para la segunda empresa avícola más grande del mundo, Tyson Foods, y no me siento seguro.

Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, muchos de mis compañeros de trabajo han dado positivo por el COVID-19. A lo largo de toda esta terrible experiencia, Tyson me ha decepcionado, ya que no se ha hecho nada para garantizar la seguridad y la salud de ninguno de nosotros en la fábrica. Una vez que una persona da positivo, se le envía a su casa entre cinco a siete días. Si ya no tienen síntomas visibles, se les permite regresar al trabajo.

Aunque no he dado positivo en la prueba, tengo miedo. Tyson no ha implementado ninguna política real para proteger a aquellos de nosotros, que de hecho, hemos entrado en contacto con aquellos en la fábrica que dieron positivo. En este momento, las únicas disposiciones nuevas que se han tomado es la distribución de una mascarilla por persona, por turno. Esto es inaceptable, ya que las condiciones laborales no son las mejores. En la fábrica trabajamos muy cerca de otras personas.

Además de las malas condiciones laborales, hay mucha discriminación y racismo dentro de la empresa y sufrimos malas condiciones laborales.

Desde que comenzó la pandemia, faltan muchos trabajadores. Los que están trabajando están trabajando dos o tres veces más duro para compensar a los trabajadores ausentes, porque Tyson espera que entreguemos resultados como si tuviéramos la cantidad normal de trabajadores.

Además de las malas condiciones laborales, Tyson nos está robando nuestro tiempo. Solo tenemos un descanso para comer. Son solo 20 minutos y comienza en el momento en que abandona la fila, lo que incluye el tiempo que tarda en quitarse el equipo de protección personal y calentar la comida. Son solo 20 minutos para hacer todo eso y volver a la línea. Si hago los cálculos, solo tendremos unos 12 minutos para sentarnos y tomar un descanso. Se nos asigna un descanso para ir al baño por turno, y no debe durar más de 10 minutos.

Aunque mis compañeros de trabajo y yo hemos tratado de unirnos para exigir que Tyson actúe, esto se nos ha negado. A principios del verano, el presidente del sindicato hizo una petición a Tyson para aumentar la seguridad y protección de los trabajadores y aumentar los salarios durante la pandemia (pago por riesgo).

Reunimos con éxito 300 firmas y presentamos la petición a la empresa. Desafortunadamente, Tyson rechazó la petición y negó todas nuestras demandas. Nuestro sindicato es bastante nuevo. En este momento, no tenemos muchos miembros. La organizadora sindical ha hecho mucho para proteger a los trabajadores y que Tyson trate mejor a sus trabajadores. Incluso ha organizado protestas, pero cuando llevó la petición a Tyson, la policía la echó.Está claro que Tyson no se preocupa ni por mí ni por la seguridad de ninguno de sus empleados. No somos importantes para ellos. Entonces, depende de mí tratar de proteger a mi familia.

Cuando estoy en el trabajo, me siento solo en una mesa. Intento tocar lo menos posible y limito mis interacciones con todos. Solo me quito la mascarilla para comer. Cuando llego a mi casa dejo mi ropa en el garaje.

Todo esto es indignante, ya que trabajo duro para una empresa que no me valora.

A todas las personas de raza negra y de color que se encuentran en condiciones laborales similares, les digo que no tengan miedo de hacer huelga. Si todos hacemos huelga, se darán cuenta porque nos necesitan para trabajar.

José Martinez*, Organizador de Base de Trabajadores, Venceremos, Rogers, Arkansas
*Some names and identifying details have been changed to protect the privacy of individuals.

 

Trabajadores esenciales y ventilaciónEnglish

Esta sección sobre ventilación es parte de la campaña #ClearTheAir (limpiemos el aire) de Last Mile (La Última Milla), un socio de Forward Together en temas del COVID-19. Para obtener más información sobre ventilación y seguridad, visite el sitio web www.CovidStraightTalk.org con el kit herramientas para los trabajadores que tiene consejos y recursos adicionales sobre ventilación del aire y el COVID-19.

La exposición al virus es un peligro en el lugar de trabajo. El coronavirus puede permanecer en el aire durante mucho tiempo y puede pasar por conductos de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC por sus siglas en inglés). Este coronavirus puede flotar en su nariz o boca, incluso si está lejos o en otra habitación de alguien que está enfermo. La calidad y el mantenimiento de los sistemas HVAC son fundamentales para reducir la propagación de partículas nocivas en los ambientes interiores.

Los empleadores deben proporcionar información de seguridad clara, confiable y accesible y establecer protocolos para proteger a sus trabajadores. Si bien estas precauciones son responsabilidad del empleador, es importante para usted averiguar qué medidas está tomando su empleador para proteger a sus empleados de contraer y propagar el virus.

Para reducir el riesgo de propagar el virus, los empleados no deben estar en el trabajo si tienen síntomas del COVID-19. Frente a esta pandemia, quedarse en casa mientras está enfermo protege a los demás.

Si tiene dudas, haga todo lo posible por mantener la mascarilla puesta en todo momento en el trabajo y lávese las manos con frecuencia. Esta es su primera línea de defensa contra el contagio o la propagación del virus. Usar una mascarilla es como dar un abrazo; está mostrando gran cuidado y respeto por sus compañeros de trabajo.

Y recuerde, en caso de duda, póngase ¡MAD! Mascarilla, Aire y Distancia.

 

La gráfica muestra una ilustración de una persona que lleva una mascarilla que le cubre la boca y la nariz.

¡Mascarilla!

¡Use una mascarilla! Al usar una mascarilla, se protegerá a sí mismo y a las demás personas de contraer y propagar el COVID-19. Mostramos cuidado y respeto por nuestro equipo y nuestros seres queridos cuando usamos una mascarilla. Las mascarillas son nuestra primera línea de defensa contra el virus.

QUÉ HACER

  • Use una mascarilla siempre que esté en público, especialmente en lugares concurridos
  • Use su mascarilla en todo momento mientras está en el trabajo, incluso si no hay nadie más cerca
  • Evite tocarse la cara o la mascarilla con las manos
  • Estornude o tosa en su hombro o codo incluso cuando esté usando una mascarilla
  • Anime a las personas que la/o rodean a usar una mascarilla. Muestre agradecimiento a los demás por usar una mascarilla
  • Considere usar gafas protectoras, guantes o un protector facial como protección adicional.
  • Lávese las manos con frecuencia. Si no dispone de agua corriente y jabón, utilice un desinfectante para manos que contenga al menos un 60% de alcohol

QUÉ NO HACER

  • Salir en público sin usar mascarilla
  • Quitarse la mascarilla en el trabajo, incluso si está solo
  • Dejar su nariz o boca expuesta con una mascarilla que no le queda bien
  • Llevar colgada la mascarilla de las orejas, para descansar póngala debajo de la barbilla o apóyela en la frente
  • Quitarse la mascarilla para hablar (la gente puede escucharla/o a través de su mascarilla)
  • Compartir equipos o herramientas (teléfonos, utensilios, gafas de sol)

Qué pedirle a su empleador

«¿Se nos puede proporcionar el equipo de protección personal (EPP) adecuado, como mascarillas, guantes y gafas protectoras? ¿Puede ser obligatorio el uso de EPP?»

  • A los empleados se les debe proporcionar mascarillas desechables o mascarillas de tela reutilizables, así como guantes nuevos. El uso de mascarillas en ambientes interiores y en espacios públicos debería ser obligatorio para todas las personas.

 

La gráfica muestra una ilustración de una ventana abierta.

¡Aire!

Mantenga fresco el aire de ambientes interiores. Abra las ventanas para que el aire exterior fluya a través del espacio. El virus puede permanecer en el aire durante mucho tiempo, puede pasar a través de ventiladores y los conductos de los sistemas HVAC, y puede flotar en su nariz o boca, incluso si está lejos de otras personas o solo en una sala de descanso.

QUÉ HACER

  • Pregunte acerca de la ventilación en su lugar de trabajo (consulte a continuación las preguntas para hacerle a su empleador)
  • Trabaje al aire libre cuando sea posible (esto permite el distanciamiento físico y mantiene la mayor cantidad de aire fresco a su alrededor)
  • Abra ventanas y puertas para mejorar el flujo de aire, cuando sea posible*
  • Encienda los ventiladores para obtener más aire del exterior (el aire que se mueve libremente disminuye el riesgo de inhalar partículas de virus por la nariz o la boca)
  • Utilice un humidificador para mantener un nivel de humedad entre el 40% y el 60% (la humedad interior24 superior al 80% puede provocar moho y otros tipos de patógenos dañinos. Las partículas virales flotan en el aire durante más tiempo en espacios con muy baja humedad. Exposición prolongada en estos espacios pueden secar su nariz y debilitar su sistema inmunológico).

QUÉ NO HACER

  • Trabajar directamente debajo de las rejillas de ventilación de los sistemas HVAC
  • Permanecer en un espacio confinado sin una buena circulación de aire

Qué preguntarle a su empleador

«¿Se ha actualizado el sistema HVAC para el COVID-19?»

  • Los filtros MERV 13+ y HEPA se consideran las mejores opciones para filtrar partículas de virus del aire. ¿Se utilizan estos filtros? ¿Se pueden actualizar?
  • ¿El sistema HVAC está configurado en actualización alta (high refresh)? El modo de «actualización alta» o «económico» trae más aire exterior, lo que ayuda a mantener limpio el aire de ambientes interiores.

«¿Podemos abrir las ventanas?»*

  • Abrir las ventanas aumenta la cantidad de aire fresco en la habitación y rompe las nubes que transportan virus en el aire.

«¿Se está siguiendo el programa de mantenimiento recomendado para el sistema HVAC?»

  • Cada sistema HVAC tiene diferentes lineamientos de mantenimiento y deben seguirse correctamente. Pregúntele a su empleador si se realizan tareas de mantenimiento y limpieza programadas con regularidad.

«¿Qué protocolos existen para garantizar que los empleados no corran el riesgo de exponerse a un flujo de aire comprometido cuando se realiza el mantenimiento del sistema HVAC?»

  • El mantenimiento del sistema HVAC puede interrumpir el flujo de aire, por lo que es mejor si se puede realizar fuera del horario de trabajo o cuando los trabajadores no están presentes.

* Esto depende del contexto. Si se encuentra en un entorno de trabajo que tiene una calidad de aire más baja (como uno con vapores peligrosos o humo), es posible que no pueda abrir una ventana.

 

La gráfica muestra una ilustración de dos personas con mascarilla, sentadas y con varios asientos vacíos entre ellas.

¡Distancia!

¡Mantenga su distancia! Manténgase al menos a dos metros (seis pies) de las demás personas. Usted corre un mayor riesgo de contraer el COVID-19 si trabaja en ambientes interiores o vive en una casa o edificio con múltiples ocupantes.

QUÉ HACER

  • Tome su temperatura antes de ir al trabajo y quédese en casa si tiene fiebre u otros síntomas del COVID-19
  • Use su mascarilla en todo momento mientras esté en el trabajo y en lugares públicos

QUÉ NO HACER

  • Reunirse en salas de descanso u otros lugares concurridos en ambientes interiores y exteriores
  • Sentir vergüenza si se enferma—el COVID-19 puede infectar a cualquiera

Qué preguntarle a su empleador

«¿Puedo trabajar desde casa?

  • Trabajar desde casa es la opción más segura si puede hacerlo, porque es más fácil limitar su exposición a otras personas y al virus.

«¿Cómo se puede reducir la cantidad de tiempo que los trabajadores están muy cerca unos de otros?»

  • Sugiera que su empleador separe las estaciones de trabajo, escalone los turnos u organice horarios de trabajo flexibles para limitar la cantidad de personas en el lugar de trabajo al mismo tiempo.
  • Reducir el número de personas y la cantidad de tiempo que pasan adentro reducirá el riesgo de infección.

En todo el país, los trabajadores esenciales se están uniendo y organizándose para exigir condiciones de trabajo seguras y un salario justo. Estos trabajadores nos mantienen seguros en cuarentena, pero muchos de ellos expresan su preocupación de que no tienen las protecciones que necesitan para hacer su trabajo de manera segura.

Muchos de ellos han organizado acciones colectivas que han dado lugar a importantes logros. Por ejemplo, desde que abandonaron el trabajo debido a preocupaciones sobre la falta de políticas de distanciamiento social en las plantas de procesamiento, los trabajadores de las granjas Perdue ahora están recibiendo cuatro semanas de permiso pagado para cualquier persona que se enferme de COVID-19. Los conductores de autobuses de Detroit consiguieron que su gobierno impulsara las medidas de desinfección para los trabajadores del transporte público después de una breve huelga.

Si cree que su empleador la/o está poniendo a usted y a sus colegas en una situación peligrosa, hable con sus colegas y vea si sienten lo mismo sobre las condiciones laborales. Hacer cambios es mucho más poderoso cuando los colegas están unidos. Estas consideraciones adicionales pueden ser útiles para la planificación y la acción.

  • No utilice el tiempo de trabajo para hablar sobre el tema
  • Asegúrese de pedir un cambio positivo que mejore las condiciones laborales de todos los empleados
  • Asegúrese de que las declaraciones sobre su empleador estén relacionadas con la forma en que usted y sus compañeros de trabajo son tratados en el trabajo
  • No use su computadora o correo electrónico del trabajo
  • Asegúrese de que todas las declaraciones hechas sobre su empleador son verídicas

Usted y sus colegas tal vez quieran tomar una o más de las siguientes acciones.

  • Exprese sus quejas a través de las redes sociales
  • Inicie una petición y entréguela colectivamente a su empleador
  • Organice una manifestación/protesta afuera de su lugar de trabajo e invite a las noticias locales a cubrirla
  • Escriba una carta para un funcionario electo
  • ¡Forme un sindicato!

Los sindicatos siguen siendo quizás el medio más poderoso para asegurar que las protecciones de seguridad se apliquen realmente.

Pasos para formar un sindicato

  1. Crear un comité organizador
  2. Plantear las demandas sindicales
  3. Obtener el apoyo de la mayoría: Por lo general, el trabajador firma una tarjeta o petición que indica que apoya la formación de un sindicato.
  4. Votar en el sindicato: Después de haber mostrado un apoyo mayoritario al sindicato, se llevará a cabo una elección en la que cada trabajador vota para formar el sindicato propiamente. Necesita una mayoría simple (50% de los trabajadores votantes más 1) para formar el sindicato.
  5. Negociar un contrato: Una vez que haya establecido un sindicato, formará un comité de negociación y se sentará con su empleador y negociará un contrato con soluciones que aborden las preocupaciones de los trabajadores sobre el lugar de trabajo.

Los sindicatos establecidos tienen organizadores que pueden ayudar a los trabajadores en lugares de trabajo no sindicalizados a formar uno. Comuníquese con las oficinas sindicales locales de su industria para obtener apoyo para formar un sindicato.

Más recursos para trabajadores:

Luchar por su derecho a vivir no debería ponerla/o a usted ni a sus seres queridos en mayor riesgo. No es solo el sistema de justicia, sino también el sistema de salud nos ha fallado, y específicamente a la gente de raza negra. Más de 1,000 epidemiólogos, funcionarios de salud pública y trabajadores de la salud firmaron una carta para apoyar las protestas contra la supremacía blanca y la brutalidad policial durante la pandemia del COVID-19. Si bien es profundamente injusto que debamos arriesgar nuestras vidas en una pandemia para protestar contra otra amenaza a nuestras vidas, esperamos que esta guía la/o ayude a hacerlo de la manera más segura posible.25

TRAIGA*

  • ¡Traiga una mascarilla! (Puede ser difícil mantenerse a una distancia de dos metros o seis pies; sin embargo, usar una mascarilla no solo lo protege a usted sino también a cualquier persona con la que entre en contacto en la protesta. Una mascarilla también ayuda a proteger su identidad en cualquier foto o video que se pueda tomar en la protesta).
  • Agua y snacks fáciles de transportar
  • Identificación y dinero en efectivo (suficiente para viajes, comida, hacer una llamada telefónica si fuera necesario)
  • Gafas de protección (como una opción para proteger los ojos de sustancias irritantes como el gas lacrimógeno)
  • Tapones para los oídos (como una opción para proteger los oídos del ruido fuerte)
  • Alcohol en gel
  • Cambio de ropa (en caso de que se utilicen irritantes químicos)
  • Kit de primeros auxilios
  • Traiga letreros y algo para hacer ruido (cantar y gritar cánticos/porras/consignas provoca que los aerosoles se liberen en el aire y propaguen el virus, esto se minimiza con mascarillas, sin embargo, todavía existe un riesgo)
  • Traiga una mochila o bolso en donde pueda llevar todos sus artículos necesarios (retire todo lo que no sea esencial)

*Existen diferentes opiniones sobre llevar teléfonos a las protestas; use su propia discreción para decidir.

QUÉ HACER

  • Use zapatos cómodos
  • Use ropa cómoda que cubra brazos y piernas (difícil en el verano, pero se recomienda el uso de ropa/pantalones livianos y mangas largas, ya que esto sirve como barrera para protegerse de irritantes, además de protección solar).
  • Escriba un número de contacto de emergencia en algún lugar fuera de su teléfono (algunas personas escriben este número en el brazo en caso de que no tengan acceso a sus artículos)

NO SALGA A PROGESTAR SI:

  • Se siente mal
  • Ha estado expuesto a alguien con el COVID-19:
    • Usted no necesita autoaislarse después de una protesta A MENOS que se sienta sintomático. Sin embargo, se debe usar una mascarilla.
    • Si se siente sintomático, aíslese (no vaya al trabajo/escuela, no asista a otra protesta) y hágase la prueba del COVID-19.
    • Si ha estado expuesto al COVID-19, hágase la prueba. Hágase la prueba cinco días después de la exposición y evite el contacto con personas inmunodeprimidas o personas mayores de 65 años mientras espera los resultados de la prueba.

Más de 235 millones de personas en los Estados Unidos serán elegibles para votar este año. Al combinar eso con la pandemia mundial, los cambios en el Servicio Postal de los Estados Unidos y los disturbios civiles, las elecciones presidenciales de 2020 se perfilan como nunca. También va a ser mucho más difícil votar para nosotros. Además de hacer lo necesario para permanecer libre del COVID-19, las injusticias que enfrentamos durante esta elección incluyendo los recortes en la cantidad de lugares de votación en áreas urbanas, las leyes de identificación de votantes racistas y la depuración de las listas de votantes en los estados clave en el campo de batalla, afectan negativamente el poder del voto de las personas afroamericanas, nativas americanas, Latinxs, los inmigrantes naturalizados, las personas de bajos ingresos y los jóvenes más que al resto de la población.Al igual que protestar, emitir su voto se puede hacer de manera segura y eficaz. Pero es fundamental planificar.

Primero, ¡asegúrese de haberse inscrito/registrado para votar!

Algunos estados permiten el registro en línea, otros requieren que imprima y envíe un formulario por correo. Estos son algunos recursos para asegurarse de que usted está registrada/o para votar antes de la fecha límite de su estado:

Votación anticipada

  • La mayoría de los estados tienen votación anticipada. Esto permite a los votantes registrados votar en fechas específicas antes del día de las elecciones. No necesita una excusa para votar temprano.
  • Verifique cuándo comienza y termina la votación anticipada en su estado en www.vote.org/early-voting-calendar/.

Votar en persona el día de las elecciones

  • Espere ver largas filas (como hemos visto en las primarias en varios estados). Lleve una bolsa con bocadillos y agua para estar preparado (suficiente para unas horas).
  • Verifique si su estado ofrece votación anticipada; si vota con anticipación, es posible que pueda evitar largas filas y entrar en contacto con menos personas.
  • Use mascarilla facial en todo momento del proceso de votación (esperando en la fila, en el cubículo, mientras sale).
  • Lleve desinfectante para manos; se debe ofrecer en el lugar de votación, pero no está garantizado.
  • Evite tocarse la cara
  • Evite el contacto físico con cualquier persona en la fila (incluso si ve a personas que conoce). Mantenga una distancia de dos metros de los demás (seis pies).
  • Traiga su propio bolígrafo/lapicero (para no tener que usar uno del sitio de votación que pueda haber sido usado por otros).

Votar por correo

Si aun puede solicitar una boleta por correo de su estado, hágalo. No está claro cuál será el estado de la pandemia del COVID-19 en su área en noviembre. Por esa razón, alentamos la inscripción/registro para recibir boletas por correo (ya que las personas pueden expresar su voto de manera segura desde casa). Además, si alguien es positivo para el COVID-19 o ha estado en contacto cercano con alguien positivo del COVID-19 (en casa), no debe salir a votar. Enviar las boletas por correo garantiza que la votación todavía se pueda realizar.

Si está votando por correo y le preocupan las demoras, puede intentar las siguientes acciones.

  • ¡Sea precavida/o y hágalo lo antes posible!
  • Asegúrese de llenar toda la boleta, fírmela y selle el sobre.
  • Una vez que la boleta esté lista para enviarse por correo, verifique si hay un buzón de votación en su área.
  • Si su estado no permite buzones, busque su registrador local o junta electoral y déjelo allí.
  • Verifique que su boleta haya sido contada.
  • ¡Ayude a todas las personas en su red social a hacer lo mismo!

El COVID-19 está ocasionando una serie de dificultades que impactan las economías financieras y comerciales, la vida laboral, los programas vecinales y familiares, la escolarización y el liderazgo político, las políticas y la aplicación de la ley, las cuales están afectando negativamente a nuestras comunidades todavía más por la injusticia en la vivienda. Durante la pandemia nuestras comunidades, y en particular las madres solteras, las personas de color, las personas con discapacidades y las personas anteriormente encarceladas, corren mayor riesgo de ser desalojadas. Dado que la vivienda es un aspecto importante de la salud y el bienestar físico y mental, el desalojo contribuye a injusticas sistémicas de salud y bienestar que nuestras comunidades ya enfrentan.

Las consecuencias del desalojo también son únicas durante una pandemia. Debido a que las personas deben ponerse en cuarentena si se enferman con el COVID-19, permanecer en el hogar es importante para las personas enfermas, pero también es importante para ayudar a detener la propagación del COVID-19 en grupos y poblaciones más amplias, y especialmente para detener al virus y que no golpee aun más a nuestras comunidades. Debido a la necesidad de que todos practiquen el distanciamiento social, mantener a las personas en sus hogares también es una parte importante de la lucha contra la pandemia en todas partes.

Si usted es amenazada/o con el desalojo, hay pasos que puede tomar para abogar por usted misma/o y sus comunidades.

  1. No salga de su casa de inmediato. Primero puede defenderse en la corte.
  2. Conozca sus derechos y conozca las acciones que puede tomar para defenderse.
  3. Obtenga ayuda de personas y fuentes que puedan luchar contra el desalojo con usted. Es probable que su ciudad cuente con organizaciones de ayuda legal, derechos de los inquilinos y justicia en la vivienda que puedan brindarle apoyo.
  4. Prepárese para que cuando llegue a la corte esté lista/o para presentar su caso. Reúna documentación importante como evidencia de los pagos de alquiler que ha realizado y una copia de su contrato de arrendamiento.

También puede consultar los siguientes recursos para obtener apoyo.

Cómo trabajamos juntxs

  • Paciente. Al ingresar al hospital, confirme o designe su apoderada/o para su atención médica. Esta es una persona que legalmente puede tomar decisiones por usted, en caso de que usted no pueda hacerlo. Si no lo saben, informe a esta persona al ingresar al hospital que es su apoderada/o.
    • Si el paciente tiene un testamento en vida, lleve una copia al hospital.
    • Informe a su apoderado/a si tiene deseos específicos relacionados con las compresiones torácicas o la intubación. Estas son conversaciones difíciles pero necesarias. Tomar estas decisiones elimina el estrés y la culpa que sienten los miembros de la familia que no tienen claros los deseos de sus seres queridos.
  • Cuidador/a. Si se siente cómodo/a compartiendo su información, pídale a su ser querido (el paciente) que la/o llame mientras el equipo médico está pasando visita ya que es la mejor oportunidad para estar actualizado sobre el plan y su progreso. Elija una persona para ser el punto de contacto.
    • Tenga a mano lápiz y papel para tomar notas y escribir respuestas a cualquier pregunta.
    • Indíquele a su ser querido que haga cualquier pregunta que pueda tener
    • Traduzca/explique cualquier cosa que su ser querido no entienda
    • Hágale preguntas aclaratorias al trabajador de servicios de salud si no entiende algo que le hayan dicho.
    • Si su ser querido es admitido en el hospital, consiga esta información para mantenerse actualizado sobre su familiar.
      • Número de habitación del paciente y número de teléfono junto a la cama
      • Equipo de salud del hospital
      • Ubicación en el hospital (sala: UCI, piso médico, escalón, etc.)
  • – La mejor manera de mantenerse conectado con su ser querido es a través de llamadas telefónicas y videollamadas.

Una cosa que esta pandemia ha dejado muy claro es que todos los sistemas de este país nos están fallando—desde los servicios de salud hasta la educación y la vivienda. Si bien debemos seguir abogando por cambios en las políticas que nos perjudican, esta guía se titula de acuerdo con la realidad de que, al final del día, debemos cuidarnos mutuamente. Necesitamos cuidarnos los unos a los otros y crear redes y sistemas para ayudarnos mutuamente a superar esta pandemia. Podemos abogar por nuestros seres queridos en el sistema de salud y crear redes de ayuda mutua para asegurarnos de que toda la gente en nuestra comunidad tiene la atención y cuidados que necesitan.

Nuestras familias se ven muchas maneras diferentes y pueden estar compuestas de varias generaciones. La Oficina del Censo de los EE. UU. define a las familias multigeneracionales como hogares con tres o más generaciones que viven bajo un mismo techo. Aproximadamente el 4% de todos los hogares de EE. UU. son multigeneracionales, mientras que el 29% de las personas asiático-estadounidenses, el 27% de las personas hispanas y el 26% de las personas afroamericanas están en hogares familiares multigeneracionales.27 A continuación, se ofrecen algunos consejos para ayudar a las familias multigeneracionales a afrontar los desafíos únicos para prevenir la transmisión del coronavirus:

  • Cualquier persona en el hogar con un historial médico considerable o que es mayor de 60 años se considera de alto riesgo.
  • Siempre se deben tomar precauciones al salir de la casa usando mascarillas y lavándose las manos.
  • Si los ancianos viven en el hogar, es mejor que los niños se queden en casa, en lugar de asistir a la escuela. Sin embargo, si asisten a la escuela, asegúrese que la escuela exija el uso de la mascarilla.
  • Si el cuidador/a de su hijo es mayor o es una persona con una enfermedad médica seria, tanto el niño como el/la cuidador/a deben usar mascarillas. Además, limite el contacto de su hijo con otras personas.
  • Si tiene una gran cantidad de personas viviendo en su hogar, utilice sus espacios al aire libre como un patio o un parque cercano para mantener cierta distancia entre los miembros de su hogar.
  • Si no es posible utilizar el espacio al aire libre (si el clima es demasiado cálido o frío), asegúrese de tener una buena ventilación en el ambiente interior. Abra las ventanas y use ventiladores para que el aire se mueva, de modo que las partículas que contienen el virus no floten en el aire.
  • Siempre se deben evitar las reuniones en interiores, pero si las tiene, haga lo siguiente:
    • Obtenga una ventilación adecuada: Haga que el aire se mueva abriendo todas las ventanas para mejorar el flujo de aire. También puede encender ventiladores en la habitación.
    • Limite el tiempo que pasa en interiores, menos de una hora es lo mejor.
    • Trate de limitar el número de personas involucradas.
    • Baje la humedad con un deshumidificador.
    • Idea del túnel de viento: Genere un túnel de viento con la idea de un túnel de viento interior. Necesitará dos ventiladores de caja. Coloque un ventilador en la ventana para que entre aire fresco del exterior. Coloque el otro ventilador en una segunda ventana para que sople el aire interior hacia afuera. Idealmente, las ventanas deben estar en lados opuestos de la habitación.
  • Las reuniones al aire libre deben ser limitadas y seguir los lineamientos locales, pero siempre deben estar a una distancia de dos metros y todas las personas deben usar mascarillas.
  • Hágase la prueba del COVID-19, si es posible
  • Si el niño está en la escuela o expuesto y no en cuarentena, recomendamos el aislamiento de las personas en riesgo o ancianos dentro del hogar, hasta 14 días desde el momento de la sospecha de exposición del niño. Esto incluye usar baños separados si es posible, dormir en habitaciones separadas, practicar el distanciamiento y usar mascarillas.
  • Manténgase pendiente del sitio de internet de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) cdc.gov o llame al teléfono 800-CDC-INFO (800-232-4636) con preguntas, ya que se trata de un virus nuevo y los lineamientos están evolucionando.

Haga un plan con su familia para proteger a los miembros más vulnerables de su hogar.

  1. Si los niños van a la escuela, use mascarillas en el hogar. (Consulte la sección del COVID-19 y Niños para obtener información adicional.)
  2. Si alguien en la casa trabaja en un ambiente donde la gente no usa mascarilla o no hay buena ventilación, use mascarillas en el hogar.
  3. Si alguien da positivo por COVID-19, sepa cómo se aislará. Tenga esta conversación con su familia y haga un plan antes de que alguien se enferme.
  4. Comprenda los otros entornos en los que se encuentran las personas además del trabajo y la escuela, como asociarse con vecinos y buscar servicios, para comprender mejor el riesgo de exposición que enfrentan los miembros de la familia.

 

La Dra. Dale-Marie McKie fotografiada de medio cuerpo con una bata blanca abierta, sonriendo a la cámara.Como médico de medicina familiar, veo muchos pacientes, desde bisabuelos hasta bebés. Una cosa que es muy común con mis pacientes es que algunos de ellos viven en hogares multigeneracionales. Durante los últimos meses, hemos escuchado lo difícil que es para las personas distanciarse socialmente cuando viven con muchas generaciones diferentes en lugares cerrados. Es especialmente difícil cuando los niños pequeños en la casa salen e interactúan con otros niños en el patio de recreo, en la escuela o la guardería y luego vuelven a casa y pasan tiempo con abuelos mayores y vulnerables. Un niño asintomático puede infectar fácilmente a un abuelo anciano y vulnerable. Pero también hay algunos beneficios importantes que surgen de los hogares multigeneracionales. Tener varias generaciones en el hogar protege contra los efectos perjudiciales de una pandemia en la salud mental de las personas. He visto un aumento en las admisiones de pacientes psiquiátricos, con gente pasando por muchas cosas mentales durante el COVID-19.

Tener varias generaciones en el hogar protege contra los efectos perjudiciales de una pandemia en la salud mental de las personas.

Para los hijos adultos, es muy reconfortante saber que los abuelos están en casa cuidando a las generaciones más jóvenes. Es muy reconfortante poder ofrecer esta sensación de normalidad a nuestros hijos. Además, crecer con los abuelos ofrece un rico sentido de identidad que, de otro modo, los niños no obtendrían de los miembros de la familia. Aun así, una de las preguntas clave que los padres deben hacerse al decidir cómo sus hijos deben distanciarse socialmente de sus abuelos es cuánta interacción desean que los niños tengan con sus abuelos. Si es realmente importante para usted que sus hijos pasen tiempo con sus abuelos, limite la interacción de los pequeños con las personas fuera del hogar. Si es más importante para usted que sus hijos interactúen con otros niños de su edad, asegúrese de que puedan mantenerse alejados de las áreas comunes de la casa mientras los abuelos están allí.

Dr. Dale-Marie McKie, medicina familiar, Queens, Nueva York

La fatiga de la cuarentena es real. Muchos de nuestros medios habituales para socializar son inexistentes durante la pandemia. Pero la realidad es que las personas necesitan contacto social y algunas personas y familias están luchando sin él. Por lo tanto, debemos encontrar formas de socializar de manera segura (al igual que la educación sexual enseña el sexo seguro o el sexo más seguro, una práctica importante que reduce el riesgo al elegir tener relaciones sexuales).

Cuando usted tiene un grupo de ayuda social pequeño, es difícil decidir con qué tipo de socialización sentirse cómoda/o y qué tipo de límites establecer con amigos y familiares. Para muchos, las demandas laborales, las necesidades de transporte, la vivienda y los entornos educativos, etc., hacen que el distanciamiento social y o la cuarentena sean una expectativa poco práctica. Trabajar en espacios de trabajo esenciales y vivir en vecindarios de primera línea nos mantiene en un ciclo continuo de riesgo, incertidumbre y daños institucionales y estructurales.

Esta realidad injusta de distanciamiento social se ve agravada aun más por la vigilancia agresiva en estas comunidades. En la ciudad de Nueva York, en un lapso de siete semanas durante la orden de PAUSA de Nueva York, la policía realizó 120 arrestos y emitió casi 500 citaciones. El 68 por ciento de los arrestados por cargos de violar las reglas de distanciamiento social eran personas de raza negra, el 24 por ciento eran Latinxs. La mayor parte de esta aplicación de la ley ocurrió en vecindarios predominantemente de bajos ingresos. 28

Necesitamos información, apoyo y empatía durante este tiempo para tomar decisiones sobre nuestro cuidado y bienestar. A continuación, se presentan algunas opciones sostenibles que los epidemiólogos de enfermedades infecciosas creen que podrían ser una forma inteligente de equilibrar las necesidades de salud mental con la seguridad física.

Riesgo más alto La gráfica muestra una ilustración de cinco personas dentro de una habitación, hablando y sin mascarillas. Este tipo de actividad se encuentra en la categoría de mayor riesgo de transmisión de virus.

Interior:

  • Entorno cerrado y hacinado con contacto prolongado y cercano con los demás (es más un ambiente en el que la música fuerte hace que las personas hablen naturalmente más alto y es más probable que esparzan gotículas virales en el aire) (fiestas en casa).
  • Abrazar, besar o dar la mano
  • Estar cerca de un coro

Riesgo medianoLa gráfica muestra una ilustración de cuatro personas al aire libre. Este tipo de actividad se encuentra en la categoría de riesgo medio para la transmisión de virus.

Interior:

  • Sentarse en un ambiente interior a unos metros de un amigo y tener una larga conversación

Al aire libre:

  • Comida al aire libre donde las personas tocan los mismos utensilios o comen de los mismos recipientes

Riesgo más bajoLa gráfica muestra una ilustración de dos personas hablando al aire libre y con mascarillas. Este tipo de actividad se encuentra en la categoría de menor riesgo de transmisión de virus.

Al aire libre:

  • Reuniones de dos personas al aire libre, manteniendo una distancia de dos metros (seis pies)
  • Caminar guardando distancia social con un amigo mientras usa una mascarilla
  • Es más seguro que los amigos o la familia traigan sus propias bebidas y bocadillos a una reunión al aire libre También es más seguro tener porciones individuales de alimentos y bebidas, para que las personas no compartan utensilios

Riesgo muy bajoLa gráfica muestra una ilustración de una computadora con cuatro personas en una videollamada. Este tipo de actividad se encuentra en la categoría muy baja para la transmisión de virus.

Interior:

  • Visitas sociales virtuales

Al aire libre:

  • Salir a caminar solo o solo con miembros de su hogar

* Toda socialización es más segura con mascarillas y distanciamiento físico. Las personas deben desinfectarse las manos antes y después de cualquier encuentro. Y asegurarse de controlar los síntomas y quedarse en casa si se siente mal.Más consejos para evaluar el riesgo y reducir el daño.

  • Entérese de lo que está sucediendo con la transmisión del virus en su comunidad. Preste atención a la cantidad de casos nuevos, hospitalizaciones y muertes en el lugar donde vive. Puede optar por ser más conservador/a con su contacto social que las recomendaciones actuales.
  • Considere la vulnerabilidad de sus contactos sociales al coronavirus.
  • La confianza es primordial. Usted tiene que confiar realmente en alguien y saber que toma en serio el distanciamiento social para socializar con ellos, porque ver a alguien en este momento significa que usted se está exponiendo potencialmente a sus roces anteriores con el virus. Tenga conversaciones abiertas y honestas con sus contactos sobre su nivel de exposición y cuán estrictamente está observando las mejores prácticas como quedarse en casa, usar una mascarilla y distanciarse socialmente.
  • Limite sus interacciones sociales. El número de hogares con los que interactúa es más importante que el número de personas invitadas de un hogar.

Es más difícil para los niños distanciarse socialmente. Una solución es formar burbujas sociales en cuarentena.

Las burbujas sociales en cuarentena tienen lógica para las familias con niños pequeños. Puede ser difícil tener compañeros de juego socialmente distanciados, por lo que elegir dos o tres familias que acepten socializar dentro de su burbuja o grupo, pero nadie más, es una opción viable. En una burbuja social, las familias pasan el tiempo juntas, a menudo sin tener en cuenta el distanciamiento social, pero fuera del grupo, siguen las reglas recomendadas de distanciamiento social. Consulte la sección sobre el COVID-19 y Niños para obtener más información sobre cómo planificar una burbuja social en cuarentena.

En esencia, la ayuda mutua es un sistema de personas que ayudan a personas y comunidades que ayudan a comunidades, que se hace con un nivel de respeto y empoderamiento que no se ve en la economía dominante. Es una forma poderosa de llegar a todos nuestros vecinos, incluyendo a aquellos que podrían quedar fuera o a quienes se les niega el acceso a los sistemas tradicionales, como las personas indocumentadas o que sufren una situación de calle o sin hogar. La ayuda mutua es un proceso en el que se respetan las habilidades e ideas de cada miembro y todos reconocen el bienestar, la salud y la dignidad de todas las personas. En lugar de desconectarnos y sentirnos impotentes, la ayuda mutua nos permite conectarnos localmente donde podemos tener el mayor impacto. ¡Esta pandemia del COVID-19 es un momento importante para cuidarnos mutuamente!

 

Sarah Thankam Mathews presentada de medio cuerpo en un ángulo ligeramente hacia
la derecha. Cabello largo negro y suelo sobre una chaqueta negra.
Nuestra red de ayuda mutua Bed-Stuy Strong, centrada en el barrio de Bedford-Stuyvesant de Brooklyn, Nueva York, comenzó como una idea el 12 de marzo cuando leía las noticias sobre el coronavirus y contaba con la posibilidad de que Nueva York estuviera unos 14 días detrás de Italia, que entonces estaba sujeta a un cierre total. Hace unos años había decidido no volver a dejar que la ineptitud y crueldad de la administración actual me escandalizara. No, ni esperaba que gran parte de los Estados Unidos respondiera a la creciente pandemia humana. Pensé en K, mi vecino de al lado, que no goza de buena salud y me pregunté si estaría bien. Dos pensamientos me pasaron por la mente: Nadie puede venir a ayudarnos a tiempo; los dos somos todo lo que tenemos. Necesitamos organizarnos, rápidamente, en línea y geográficamente.

La ayuda mutua, es decir, la ayuda y el apoyo recíproco dentro de la comunidad expresado en un espíritu de solidaridad, es el corazón de Bed-Stuy Strong, que hoy es una red multirracial de 3,000 personas.

Después de ver si lo que quería ya existía, tracé diferentes ideas: Una serie de grupos privados de Facebook conectados, árboles de teléfonos de WhatsApp y me sentía cada vez más insatisfecha, y luego, algo se me ocurrió. Formar una red basada en el vecindario en la aplicación de mensajería Slack que podría funcionar bien para comenzar y, si funcionaba, podríamos configurar un número de teléfono para los vecinos sin acceso confiable a Internet. Construí la infraestructura en Slack en aproximadamente 45 minutos con canales alegres como #fotos_de_mascotas, así como canales para que la gente compartiera lo que necesitaban o querían organizar. Hice un recurso rápido de cómo hacerlo en caso de que otras personas quisieran hacer esto para sus propios vecindarios.

Mirando el Slack vacío, me pregunté, ¿y si nadie se une, y si la gente se une y luego fueran horribles entre sí? Le envié un mensaje de texto a mi amigo con estos miedos, y él muy amablemente me dijo que dejara de pensar en tonterías. Salí corriendo y puse una nota en la puerta de mi vecino pidiéndole que me llamara si necesitaba algo. Mi pareja y yo imprimimos veinte páginas de volantes, los cortamos en cuartos de hojas y luego caminamos por mi vecindario de Bed-Stuy, Brooklyn, colocándolos en las esquinas de las calles y en las puertas de las bodegas.

Esto fue el 14 de marzo, justo cuando la mayoría de la gente comenzó a intentar voluntariamente quedarse en casa, exactamente una semana antes de que se anunciara la orden de quedarse en casa en Nueva York. Los folletos tenían un enlace para unirse. Cuando llegué a casa, había 16 personas nuevas en la red. Al final del día, 75. Los vecinos comenzaron a presentarse, expresando gratitud y alivio de que esto existiera. Una y otra vez la gente decía, aquí está la calle en donde vivo, esto es lo que hago, quiero ayudar. Al día siguiente se unieron 80 personas, el día después 150 y así nació Bed-Stuy Strong.

Establecimos un número de teléfono el segundo día. Tuvimos una reunión de organización en Zoom el cuarto día. Hicimos un nuevo volante bilingüe y 30 voluntarios empapelaron el vecindario con él el sexto día. Establecimos un sistema rudimentario: Un vecino dejaba un mensaje en la línea directa, un miembro los llamaba y averiguaba lo que necesitaban y lo publicaba en Slack para que otros vecinos respondieran o se ofreciera a contribuir con dinero también. La mayoría de los vecinos que llamaban necesitaban comestibles: Eran ancianos o inmunodeprimidos, no podían salir de la casa o habían sido despedidos y no tenían dinero. Comenzamos a recibir entre 30 y 50 llamadas por día. Creamos un fondo comunitario para comprar alimentos, uniendo aplicaciones de efectivo como Venmo, Paypal y Zelle en una cuenta bancaria personal; eso, creo, fue el día 11. Algunos de nuestros miembros que tenían experiencia en tecnología levantaron la mano para ofrecer intentar construir un sistema más sofisticado para que pudiéramos ayudar a más personas y más rápido, dado que el hambre es una necesidad bastante inmediata. Al final de las dos primeras semanas, se habían unido más de 1,000 personas.

La ayuda mutua, es decir, la ayuda y el apoyo recíproco dentro de la comunidad expresado en un espíritu de solidaridad, es el corazón de Bed-Stuy Strong, que hoy es una red multirracial de 3,000 personas de todos los ámbitos de vida, desde empleados de tiendas de comestibles hasta ingenieros de software y artistas. En nuestras primeras nueve semanas de existencia, hemos apoyado a más de 5,000 vecinos con una semana de alimentos entregados en su puerta, creando un estimado de 100,000 comidas. Es absolutamente increíble para mí. Demuestra el poder de las redes emergentes y de la organización, y la realidad de que la mayoría de la gente tiene un gran deseo de ser decente en un momento de indecencia.

Sarah Thankam Mathews, Fundadora de Bed-Stuy Strong, Brooklyn, Nueva York
Lea más sobre cómo Bed-Stuy Strong creó una red de ayuda mutua de 3,000 personas.

Cómo construir su red

Una forma de crear su propia red es iniciar un mapa de grupos sociales pequeños.29 Un mapa de grupos sociales pequeños es un bosquejo de las personas y los recursos de su red. Comience con su nombre en un círculo central. Alrededor de su nombre, agregue círculos adicionales con otros nombres de personas específicas con las que usted puede contar y que pueden contar con usted. Idealmente, estos círculos también deberían contener los apoyos y recursos que cada persona en la lista puede brindar. Es posible que ya sepa cuáles son estos apoyos y recursos, o probablemente necesite tener algunas conversaciones con estas personas para comprender lo que podrían brindar y hacerles saber lo que usted puede ofrecer. Recuerde, la ayuda mutua es mutua. Coloque círculos más grandes en el exterior para grupos comunitarios, redes y organizaciones más grandes que también podrían ser recursos para usted.

Cómo construir una red de ayuda mutua:

  1. Encuentre su gente, ya sean buenos amigos, gente de la iglesia o grupos comunitarios locales o sus vecinos. Evalúe quién se presentaría por usted en una crisis y por quién usted haría lo mismo. Encuentre a alguien que pueda ayudarla/o a construir su red.
  2. Analice su zona. Determine a qué grupo geográfico o no geográfico de personas desea apoyar. Trate de comenzar poco a poco con 5-20 personas, luego aumente a medida que obtenga más conocimiento de los recursos en esta zona.
  3. Reclute a sus vecinos para evaluar la necesidad. Estos son los expertos en su vecindario y juntos saben mejor lo que necesita la comunidad. Esta es una buena oportunidad para recopilar contactos telefónicos de sus vecinos, o de alguna otra forma de comunicarse con ellos (ya sea por correo electrónico o redes sociales). Pregunte a sus vecinos cuáles son sus necesidades durante la pandemia. También puede recopilar información sobre lo que necesita su comunidad prestando atención a las noticias locales.
  4. Entable conversaciones. Concéntrese en establecer relaciones los unos con los otros antes de lanzarse a pedir cosas. Durante una pandemia, la mejor manera de hacerlo es por teléfono o virtualmente. Forme parejas y tenga algunas rondas de conversaciones individuales para que las personas de su grupo comiencen a formar relaciones entre sí. Y recuerde obtener el consentimiento si planea compartir información con el grupo más grande.
  5. Apóyese mutuamente. Su red tendrá muchas necesidades durante una pandemia y estas pueden cambiar a medida que esta avanza. Algunas de estas necesidades incluyen:
    • Alimentos (viajes al supermercado y preparación)
    • Cuidado infantil
    • Recoger medicamentos u otras diligencias esenciales
    • Recoger productos de limpieza
    • Apoyo financiero
    • Apoyo emocional y socialización (de manera segura para todas las partes involucradas)
    • Consejería y servicios de salud mental
    • Ayuda para comprender cómo funcionan los procesos de servicios públicos y beneficios
    • Traducción, interpretación y apoyo de idiomas
    • Información sobre los recursos comunitarios disponibles
    • Asistencia técnica
    • Acceso a Internet
    • Información de salud pública oportuna y precisa
    • Armar de paquetes de ayuda
    • Escribir cartas para luchar contra el aislamiento
    • Comunicarse con las tiendas locales sobre la creación de horarios especiales para personas mayores o personas con niños pequeños
    • Estar pendiente de las personas vulnerables en su comunidad

La ayuda mutua es30

  • Reunir a las personas de su comunidad para que se brinden apoyo entre sí
  • Desarrollar relaciones con sus vecinos basadas en la confianza y el bienestar común
  • Tomar decisiones por consenso en lugar de depender de la autoridad
  • Compartir cosas
  • Brindar todo tipo de apoyo (preparación de alimentos, cuidado infantil) y reconocer el valor de todas las personas
  • Una oportunidad para la educación política, donde podemos entender por qué estamos en las condiciones en las que nos encontramos
  • Un punto de partida para otros tipos de trabajo de organización comunitaria y movimientos sociales

La ayuda mutua no es

  • Transacciones quid pro quo, yo le doy y usted me da, trueque
  • Solo para desastres y/o crisis
  • Caridad o una forma de «salvar» a las personas
  • Una razón para que no existan los programas de ayuda social
  • Una excusa para acaparar cosas

Organizar ayuda mutua durante una pandemia

Por favor tome en cuenta que organizarse durante el COVID-19 significa tomar precauciones adicionales para protegerse a usted misma/o y a su comunidad. A continuación, se ofrecen algunos consejos para minimizar la exposición:

  • Continuar practicando el distanciamiento social. Siempre es preferible conectarse con las personas por teléfono o virtualmente.
  • Si tiene que ir a una farmacia o tienda de abarrotes, hágalo durante las horas no pico.
  • Utilice los servicios de entrega siempre que sea posible.
  • Cuando entregue alimentos o medicamentos a alguien, no se debe abrir la puerta mientras usted esté allí. Coordine a través de mensajes de texto/teléfono y trate de no tocar timbres o manijas/perillas de puertas.
  • Considere usar pagos digitales en lugar de manejar efectivo y cambio.
  • Junte dinero para apoyarse mutuamente y que las personas puedan quedarse en casa y no trabajar si están enfermas.
  • Trate de permanecer local y evitar el transporte público. Opte por viajes compartidos y taxis siempre que sea posible.
  • Limpie y desinfecte todo lo que lleve a casa.

Usted puede encontrar más recursos sobre ayuda mutua en El cuidado colectivo es nuestra mejor arma contra el COVID-19, con más de 40 páginas de enlaces relacionados con el COVID-19 «hagámoslo nosotros mismos» y «ayuda mutua» relacionados con el COVID-19, en su mayoría organizados por estado.

 

Tradicionalmente, la gente de la Nación Navajo ha estado arraigada en la comunidad. Hay un sentido de responsabilidad y orgullo cuando se trata de asegurarnos de que nuestra gente tenga todo lo que necesita.

Durante la mayor parte de mi vida, me he preocupado por los demás. Mientras estaba en la universidad, mis padres fallecieron y yo adopté a mis tres hermanos menores. La mayor parte de mi carrera también se ha basado en el espacio de la salud comunitaria. Desde el inicio del COVID-19, en mi comunidad hemos sido aun más directos en nuestros esfuerzos para garantizar que tenemos las cosas básicas que necesitamos para sobrevivir.

Emerson Toledo fotografiado de medio cuerpo, brazos cruzados mirando hacia la izquierda, vistiendo una camisa manga corta color caqui claro, anteojos y gorra de béisbol de camuflaje.

Antes del COVID-19, ya estábamos tratando de adaptarnos a la vida a pesar de los niveles considerables de trauma ya incrustados en nuestra comunidad, que se remonta a la separación de nuestra gente de nuestras identidades espirituales y la comprensión de cómo lidiar con las dificultades. El acceso a los servicios de salud y otros recursos siempre ha sido un tanto complicado. El COVID-19 solo ha exasperado las tribulaciones que enfrentan nuestras comunidades. Durante años, los servicios de salud brindados a través de los Servicios de Salud de los Indígenas han sido insatisfactorios. Muchas de las instalaciones de salud funcionan a menos del 50% de la capacidad que realmente se necesita para hacer funcionar la instalación. A lo largo de los años, hemos visto la eliminación de los servicios debido a «recortes presupuestarios». En este momento, necesitamos más fondos para atender a las personas que han contraído el virus. Sé que muchas personas dieron positivo en las pruebas y les dijeron que se fueran a casa: «Llámanos cuando estés peor». «Llámanos cuando no puedas respirar y tengamos que conectarte a un ventilador». Aun así, mucha de nuestra gente vive en áreas rurales sin acceso a transporte. Cuando algunos de ellos están lo suficientemente enfermos como para recibir atención en un hospital, son transportados en helicóptero a las instalaciones más cercanas. El transporte puede costar decenas de miles de dólares que la gente simplemente no tiene.

Hemos visto de primera mano que no podemos confiar en que el gobierno nos salve o nos brinde una cantidad considerable de ayuda. Entonces, estamos haciendo lo que mejor sabemos hacer y cuidándonos unos a otros.

Inicialmente, los Navajos tenían un conocimiento ceremonial de cómo lidiar con las enfermedades y cómo poder progresar en medio del estrés y las dificultades. El colonialismo y la sociedad blanca desaprobaron nuestras ceremonias y prácticas, lo que ha afectado en gran medida nuestra capacidad actual para manejar las dificultades del COVID-19. Trabajamos para volver a nuestras raíces tradicionales. Formo parte de la junta directiva del Instituto de Justicia Social de Nuevo México e inicialmente comenzamos a analizar cómo podíamos lograr un impacto durante la pandemia y cuál sería la manera más adecuada de hacerlo. Nos apoyamos en el conocimiento tradicional y celebramos una ceremonia para pedir orientación a nuestros antepasados. Debido a esta práctica, desarrollamos un plan para cuidarnos unos a otros.

A través de un proceso muy colaborativo, que incluyó a mi empleador, Blue Cross Blue Shield, el Instituto de Justicia Social de Nuevo México y decenas de miembros de la comunidad, hemos podido entregar cientos de cajas de alimentos a personas en Nuevo México en áreas rurales que se encuentran en el corazón de los desiertos alimentarios. Cada semana viajamos entre 300 a 450 millas para asegurarnos de que la gente tenga comida y agua.

Realmente ha sido un esfuerzo comunitario para nosotros asegurarnos de tener algunas de las cosas que necesitamos.

Emerson Toledo, Thoreau, Nuevo México

Justicia reproductiva y el COVID-19

  • Algunas personas han interrumpido su rutina anticonceptiva durante la pandemia. Hable con su trabajador de servicios de salud sobre las mejores opciones anticonceptivas para usted en este momento.
  • Es posible que pueda utilizar los servicios de telemedicina para hablar con su trabajador de servicios de salud y evitar viajar a su clínica u oficina.
  • Tenga un suministro saludable: No necesita almacenar, pero puede reducir los viajes a la farmacia si tiene un buen suministro de los métodos anticonceptivos que usará, incluyendo medicamentos, condones y dispositivos. Pregúntele a su trabajador de servicios de salud si puede obtener un suministro de anticonceptivos para seis meses o un año. Solicite un suministro anticipado de la píldora del día después. Consulte con su trabajador de servicios de salud del seguro si es elegible para resurtidos por correo o suministros de medicamentos para 90 días. También puede considerar las farmacias en línea que no requieren una visita.
  • Considere un método anticonceptivo de acción prolongada como un dispositivo intrauterino (DIU). También, hable con su trabajador de servicios de salud acerca de la inyección Depo Provera, la cual puede autoadministrarse.
  • Las tasas de violencia doméstica han aumentado durante la pandemia, ya que muchas mujeres están atrapadas en casa con sus abusadores. Si está experimentando violencia sexual o coerción reproductiva, puede hablar con su trabajador de la salud sobre las formas de control de la natalidad que puede usar en secreto. (Por ejemplo, tener un DIU insertado y cortar el hilo para que no se pueda detectar).

Los servicios del aborto son una parte esencial de los servicios de salud y un servicio urgente. Una demora de días o semanas puede tener múltiples consecuencias perjudiciales para las pacientes y potencialmente hacer que este sea completamente inaccesible.

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos y otras siete asociaciones médicas expertas han pedido que los sistemas hospitalarios, las instalaciones quirúrgicas y otros sistemas de salud comunitarios reconozcan que el aborto es un servicio esencial y urgente. Todos los trabajadores de salud que prestan servicios de aborto deberían seguir operando y brindando servicios durante la pandemia, aunque las horas y los horarios pueden estar limitados para brindar atención de la manera más segura durante la pandemia.

Pregunte sobre el aborto con medicamentos en casa. Si se encuentra en un estado que ofrece telemedicina para el aborto, puede hablar con su trabajador de servicios de salud sobre el aborto con medicamentos y ver si el medicamento está disponible por correo. La disponibilidad varía de un estado a otro según las leyes o prohibiciones.

Las pacientes deben preguntar sobre las políticas de visitas y acompañamiento en las instalaciones. Dependiendo de su estado, su obstetra/ginecólogo o partera/comadrona puede realizar un aborto dentro del entorno clínico con el que ya está familiarizada.

 

Marah fotografiada al aire libre con su hijo pequeño. Marah está de espaldas al espectador, con la cabeza vuelta hacia la cámara, sonriendo. Se la ve de pie sonriendo, con un vestido a rayas blancas y negras y gafas. Ella sostiene las piernas de su hijo mientras está sentado en un árbol. Lleva pantalones cortos rojos y una camisa roja y blanca.
Cuando descubrí que estaba embarazada de mi segundo hijo a principios de este año, supe que quería tener una mejor experiencia de embarazo. Mi primer embarazo resultó en un hermoso bebé sano, pero también fue una cesárea, que no era lo que había planificado. Así que encontré un grupo de parteras que brindaba atención coordinada con un obstetra de alto riesgo y confiaba en que esta combinación me permitiría sentirme vista y escuchada por el personal médico. Después vino el COVID-19. Todas mis visitas al hospital en persona se trasladaron a la telemedicina. Si bien me sentía afortunada de estar evitando un hospital que probablemente estaba abrumado por la pandemia, también estaba aterrorizada de que algo importante no se controlara. Para mi primer embarazo, tuve un total de 15 citas en persona. Esta vez, puedo ver a un obstetra 8 veces, aunque como una mujer de 37 años, tengo el riesgo adicional de una edad materna avanzada además de una enfermedad autoinmune.

Cuando descubrí que estaba embarazada de mi segundo hijo a principios de este año, supe que quería tener una mejor experiencia de embarazo.

En las visitas en persona también me siento sola. Estar embarazada durante el COVID-19 ha significado que mi esposo no puede asistir a ninguna de mis ecografías o visitas al obstetra. Durante mi primer embarazo, los trabajadores de servicios de salud a menudo me preguntaban sobre mi salud mental y mis hábitos alimenticios y me complacían con mi plan de parto. Esta vez me siento mucho más aprensiva y nerviosa, y mis trabajadores de servicios de salud no pueden brindar mucho consuelo.

Pero el más aterrador de todos los cambios que he encontrado, ha sido no poder contar con mi partera debido a cambios en las políticas del hospital que no le permiten atender partos en el hospital que elegí. Soy muy consciente de las estadísticas de mortalidad materna e infantil de las personas de raza negra en la ciudad de Nueva York y también de las posibilidades reducidas de que las mujeres negras tengan un parto vaginal exitoso después de una cesárea. Se siente fundamental, ahora más que nunca, tener a alguien que te defienda durante el parto. Sin embargo, encontrar este apoyo ha sido una lucha durante esta pandemia.

Marah Ramírez-Amin, Franklin Square, NY

Debido a que se trata de un virus nuevo, los datos sobre el embarazo y el COVID-19 son limitados y cambian rápidamente. Las personas deben ser conscientes de que la investigación o los datos son cambiantes y difíciles de entender. Entre las buenas fuentes a las que debe prestar atención se incluyen la página sobre el embarazo/lactancia de los CDC, la página de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y la página de recursos del COVID-19 del Parto Basado en Evidencia.

  1. La evidencia actual sugiere que, si bien el riesgo de contraer el COVID-19 es aproximadamente el mismo para las personas embarazadas y no embarazadas, el riesgo de enfermedad grave es mayor en las personas embarazadas. Esto hace que el embarazo sea una condición de alto riesgo, por lo que las precauciones de cuidado para evitar contraer el virus SON importantes: Quedarse en casa, usar mascarilla, lavarse las manos, hacerse pruebas, etc.
  2. Los expertos no creen que exista una buena evidencia de transmisión vertical (transmisión del virus al feto a través de la placenta), pero se han publicado estudios de casos que podrían demostrar que es posible. Los expertos no están seguros si existe un mayor riesgo de parto prematuro, aborto espontáneo o defectos de nacimiento.
  3. Existen también muchos efectos de la pandemia en la salud mental. Hay más ansiedad y depresión entre las personas embarazadas y temprano en el posparto. La detección y el apoyo son más importantes que nunca.

Si ha dado a luz antes de la pandemia, su experiencia puede ser muy diferente hoy.

  • Su elección de quién está en su sala de partos está limitada por la política de visitas de su hospital. Este es el mayor cambio relacionado con el COVID-19. Algunos hospitales han clasificado a las doulas como visitantes en lugar de profesionales. Esto significa que la gente está limitada a una persona de apoyo y aquellas personas que planificaron tener una doula se ven obligados a elegir. La pérdida del apoyo de la doula tiene un gran impacto en los resultados del trabajo de parto y el nacimiento, incluyendo las tasas de cesáreas y el uso de intervenciones y medicamentos.
  • Los hospitales piden a los pacientes y sus socios que usen mascarillas independientemente de los resultados de las pruebas. Esto puede generar cierta ansiedad acerca de poder respirar bien durante el trabajo de parto. No tiene ningún efecto fisiológico, pero puede resultar frustrante al principio
  • Al momento de la admisión, se espera que se le haga una prueba para detectar el COVID-19 (a menos que tenga una cesárea o una inducción planificada, en cuyo caso tal vez lo haga dos-tres días antes). Si la prueba es positiva, es posible que la trasladen a una sala de aislamiento especial para la recuperación del parto y posparto. Es importante que el bebé y los padres estén juntos para crear lazos afectivos y alimentarse. Pregunte sobre las reglas del hospital que mantendrían a su bebé separado de usted si da positivo en la prueba del COVID-19.
  • Sus síntomas y evolución clínica guían la forma en que se desarrolla el parto, pero el parto vaginal, el corte tardío del cordón umbilical y la lactancia todavía se recomiendan para las personas positivas con el COVID-19.
  • Durante la pandemia, es posible que tenga miedo de exponerse al COVID-19 en un entorno hospitalario: En muchos lugares de los EE. UU., la elección del lugar de parto es limitada, pero puede considerar un parto en el hogar o en un centro de parto si su embarazo es de bajo riesgo y tenga esas opciones disponibles para usted. Esto debe ser algo que se planifica desde el comienzo del embarazo para que pueda desarrollar una relación y confianza con su trabajador de servicios de salud. Es posible que tenga más control sobre quién puede estar con usted durante el parto con un parto en casa, pero el parto en casa no es una solución universal para abordar los desafíos de dar a luz durante la pandemia. Hable con su trabajador de servicios de salud antes de comenzar el trabajo de parto y decida cuál es el lugar más seguro para dar a luz, por ejemplo, en casa o en un hospital.
  • En un entorno hospitalario, es posible que su equipo médico le aconseje que se aplique anestesia regional como una epidural, lo que puede ahorrarle tiempo en caso de una emergencia médica durante el trabajo de parto.
  • Empaque mascarillas, desinfectante de manos y toallitas para desinfectar adicionales para desinfectar los artículos que saque del hospital.

 

Imagen de la Dra. Perritt de medio cuerpo con la mano en la cadera, sonriendo con una camisa azul y aretes de aro.

Al principio de la pandemia, se tomaron muchas decisiones médicas por el miedo, tanto por lo conocido como lo desconocido sobre el virus, y la cuarentena se consideró como una solución para contener la propagación y que se adoptó como mejor práctica y estándar de atención en los espacios médicos. Debido a que nosotros como gente de raza negra, indígenas y personas de color vivimos en las intersecciones de múltiples sistemas de opresión y, a menudo, somos vigilados de diferentes maneras, incluso en nuestras interacciones con el sistema médico, dichas decisiones aumentan la probabilidad de vigilancia y opresión y pueden ser especialmente dañinas para nuestras comunidades. Las personas a menudo son castigadas y penalizadas cuando se niegan a cumplir con las decisiones médicas, y esto [penalizar] también ocurrió durante esta pandemia. Incluso he escuchado informes de pacientes a quienes la Agencia de Servicios de Protección Infantil les llamó la atención por negarse a realizar la prueba del COVID-19 o por negarse a usar una mascarilla. Y casos de personas que dieron positivo por COVID-19 a quienes les quitaron sus recién nacidos y los separaron después del parto, a pesar de que las principales organizaciones médicas se oponen a estas prácticas. La buena noticia es que escuché que ahora se están implementando menos de estas políticas. Pero algunos hospitales y trabajadores de la salud pueden tardar más en adaptarse. El objetivo de todas las personas es asegurarse que en el embarazo y experiencia de parto se respeten sus derechos, se cuide su bienestar y que salgan del hospital con su bebé. A continuación, se presentan algunas preguntas que le recomendé a mi hermana que hiciera a su trabajador de la salud y que hablara con su familia mientras planificaba su experiencia de parto durante la pandemia del COVID-19. —Dr. Jamila Perritt

Consideraciones y preguntas

  • Cuando sabe qué esperar, el miedo y la ansiedad a menudo se reducen. Pídale a su trabajador de servicios de salud que le explique todos los cambios y las políticas relacionados con el COVID-19 en el lugar en donde va a dar a luz, incluyendo el registro, la dotación de personal, el monitoreo, las inducciones e intervenciones, las opciones de alivio del dolor, las tinas, duchas, la capacidad para caminar y moverse.
  • Pregunte acerca de las pruebas para COID-19.
  • Pregunte qué sucede si da positivo en la prueba del COVID-19 y si se niega a hacerse la prueba. El consentimiento es vital y usted tiene derecho a negarse, rechazar u optar por no recibir ningún tratamiento y prueba, incluyendo las relacionados con el COVID-19.
  • Incluso con la mejor preparación, no podemos planificar todo y a veces ocurren emergencias. Pregunte si alguno de los protocolos que se han implementado anteriormente para manejar los procedimientos de emergencia han cambiado, como cesáreas, por ejemplo, como resultado del COVID-19.
  • Ha sido un desafío para muchos trabajadores de salud obtener equipos de protección personal (PPE) como mascarillas y protectores faciales durante la pandemia. Cuando decida cuál es el mejor lugar para recibir atención y, en última instancia dar a luz a su bebé, asegúrese de preguntar si los proveedores clínicos (enfermeras, médicos, etc.) tienen el equipo de protección personal adecuado para asegurarse de que usted está protegida también.
  • Hable con su familia y su trabajador de servicios de salud sobre los riesgos del COVID-19 durante su embarazo y hágales saber sus deseos de atención.
  • Hable con su familia y su red de apoyo sobre quién debería ser la mejor persona para acompañarla en la sala de partos. Puede ser difícil comprender cómo funcionan nuestros sistemas de servicios de salud en condiciones normales, y es aun más difícil ahora con el estrés en torno al COVID-19. Necesita a alguien con usted que sea la persona que pueda defenderla de la mejor manera y sepa cómo funcionan estos sistemas. Algunos hospitales y clínicas cuentan con defensores de pacientes en su personal. En algunos casos, es más probable que permita a estas personas estar en la sala de partos si un miembro de la familia no puede estar presente.
  • Usted también debe hablar con su trabajador de servicios de salud y su familia sobre el mejor entorno para dar a luz. Un parto en su hogar o un centro de maternidad puede ser o no una opción para usted. Comprenda los riesgos y las circunstancias de su propio embarazo para ayudarla a tomar la mejor decisión para usted. También puede buscar el apoyo de una doula o partera/comadrona como parte de su equipo de apoyo para el embarazo, que tenga alguna experiencia adicional con el parto en diferentes entornos.

 

Ruth sentada con la mano en la barbilla, vistiendo una camiseta blanca sin mangas, un pañuelo multicolor en la cabeza, aretes de oro grande en forma de diamante y un anillo con la forma del continente africano en la mano apoyándose en la barbilla.

Las parteras y las doulas son una gran opción de apoyo para las personas embarazadas en medio de la pandemia.

Es un momento aterrador para dar a luz con temor a la transmisión del virus y una mayor medicalización en los hospitales. La gente debe confiar en sus cuerpos. Su cuerpo tiene los sistemas que necesita para cuidarse y nutrirse. Y si siente que necesita apoyo, busque una doula que pueda recordarle su poder. Muchas doulas y yo hemos estado ofreciendo servicios virtualmente.

Ruth Jeannoel, Trabajadora cultural, doula, fundadora de Fanm Saj
Consulte la organización de Ruth, Fanm Saj, y las tarjetas de afirmación que utilizan con los clientes durante sus servicios de doula.
  • Considere la posibilidad de ponerse en cuarentena durante al menos 10 días después de llegar a casa y vigílese a usted misma y su familia para detectar síntomas. Los recién nacidos tienen un sistema inmunológico muy débil, por lo que es razonable ponerlos en cuarentena hasta por 28 días.
  • Después de la cuarentena, gestione las visitas de la familia. Minimice el número de personas que entran en contacto con su recién nacido y su familia.
  • Se recomiendan las mejores prácticas para la prevención; socialice al aire libre, practique el distanciamiento social y solicite a los visitantes que usen una mascarilla y se laven las manos con frecuencia.
  • Las enfermeras nocturnas o consultoras de lactancia y otras personas de su red de apoyo también deben tomar las precauciones de seguridad necesarias.
  • Los recién nacidos pueden ser vectores de transmisión, incluso sin síntomas.

Para obtener más información, consulte la página de los CDC sobre el cuidado de los recién nacidos.

La Academia Estadounidense de Pediatría también tiene orientación clínica sobre bebés nacidos de madres con el COVID-19

Niños y el COVID-19

  • Los niños pueden contraer el COVID-19 y transmitir la enfermedad a otras personas.
  • Es muy importante colocarles la mascarilla adecuadamente a los niños. La mascarilla debe formar un sello con las mejillas para un ajuste adecuado, debe cubrir tanto la nariz como la boca y no debe extenderse hasta el cuello.
    • Un consejo: Si el niño puede apagar una vela a través de la mascarilla, no es adecuada. Se recomienda utilizar una mascarilla de tela de dos o tres capas o una mascarilla quirúrgica bien ajustada.
  • La ventilación es clave. Abra puertas y ventanas en casa. Consulte la sección sobre ventilación para trabajadores, que se puede aplicar en el hogar. Si es posible, evite el contacto entre su hijo y los miembros mayores de su familia o aquellos que tienen enfermedades médicas. Si su hijo vive en un hogar multigeneracional, tome las medidas descritas anteriormente con respecto a los hogares multigeneracionales.
  • Trate de elegir actividades al aire libre en lugar de actividades en el interior, cuando sea posible. Si los niños están socializando, asegúrese de que usen mascarillas y se alejen físicamente.
  • La educación al aire libre es la opción más segura. Abogue por esto con el distrito escolar de su hijo. Vea a continuación cómo hacer el aprendizaje escolar en interiores y que las burbujas de aprendizaje sean más seguras.
  • Si su hijo tiene algún síntoma de enfermedad, manténgalo en casa y mantenga la distancia física en el hogar. Los niños con el COVID-19 tienden a tener síntomas más leves que los adultos.
  • Enséñele a su hijo a lavarse las manos con frecuencia y correctamente—en todos los lados y entre los dedos durante al menos 20 segundos. Haga que cante el abecedario completo mientras se lavan las manos.

Ha habido mucha desinformación sobre cómo el COVID-19 afecta a los niños, incluyendo la creencia de que los niños no pueden enfermarse. Los niños SÍ PUEDEN contraer el COVID-19 y transmitir la enfermedad a otras personas:

  • Al 30 de julio de 2020, ha habido un total de 338,982 casos de SARS-CoV-2 o el COVID-19 en niños en los EE. UU.
  • Los niños representan el 7.3% de todos los casos del COVID-19 a agosto de 2020.
  • Entre el 0.6% y el 8.6% de todos los casos del COVID-19 en niños resultaron en hospitalización.
  • En los estados que informaron, del 0% al 0.3% de todos los casos del COVID-19 en niños resultaron en muerte.
  • Los datos de raza y etnia pediátrica aun se están analizando, pero una revisión preliminar sugiere que los niños de raza negra y Latinxs se ven afectados de manera desproporcionada y tienen un mayor riesgo de hospitalización.
  • Muchos niños no presentan ningún síntoma. Cuando sí tienen síntomas, tienden a ser más leves. Estos síntomas suelen ser parecidos a los de la gripe, tales como diarrea, fatiga, secreción nasal y tos.
  • Los niños son menos propensos a tener fiebre y dificultad para respirar que los adultos.
  • Al igual que los adultos, los niños mayores pueden presentar síntomas similares a la gripe, como dolores corporales, fiebre y dolor de cabeza.
  • Por lo general, los síntomas comienzan entre dos a 14 días después de haber estado expuestos a alguien con el COVID-19.
  • Mantenga a su hijo en casa y alejado de las áreas públicas si tiene síntomas leves.
  • Los niños deberían evitar el contacto con personas ajenas a su hogar y mantener distancia de otros miembros del hogar. Otros miembros del hogar deben usar mascarillas cuando compartan espacio.
  • Llame a su pediatra o trabajador de servicios de salud si tiene preguntas sobre cómo controlar a su hijo en casa.
  • Generalmente, es seguro darle a su hijo acetaminofén para la fiebre. También se puede administrar ibuprofeno a niños mayores de tres meses.
  • Asegúrese de que su hijo descanse mucho, tome líquidos y esté en cuarentena.
  • Si su hijo experimenta dificultad para respirar o fatiga, no come o bebe normalmente, tiene menos pañales mojados o no se comporta como lo hace normalmente, busque atención médica o vaya a la sala de emergencias (ER) más cercana.
  • Existe una asociación probable entre Síndrome Inflamatorio Multisistémico en Niños (MIS-C por sus siglas en inglés) y el COVID-19, y los síntomas de MIS-C aparecen entre dos a cuatro semanas después de la infección por COVID-19.
    • Esta es una enfermedad que se observa en los niños y que causa inflamación en todo el cuerpo y puede ser muy grave.
    • Los signos incluyen fiebre alta, labios agrietados, salpullido que afecta a todo el cuerpo, incapacidad para permanecer despierto, debilidad y fatiga extrema, ojos rojos, dolor abdominal, vómitos y diarrea, manos o pies hinchados, presión arterial baja o dolor o presión en el pecho.
    • o La mayoría de los niños se recuperan muy bien de esta enfermedad, pero necesitan atención inmediata y temprana. Si nota estos síntomas, vaya a la sala de emergencias para una evaluación y tratamiento adicional. A menudo, los síntomas iniciales similares al COVID-19 no están presentes en los niños y es difícil identificar el momento de inicio de los síntomas del MIS-C. Vaya a la sala de emergencias si nota los síntomas anteriores.
  • La Red de Respuesta a la Pandemia de Duke Health ofrece un programa gratuito de apoyo a los síntomas para cualquier persona, en cualquier lugar y de cualquier edad. No es necesario tener síntomas o el COVID-19 para participar. Una persona del personal de enfermería responderá a todos los participantes que informen síntomas graves dentro de 24 horas. El servicio se ofrece en inglés y español. Inscríbase en el programa de vigilancia de salud comunitaria para beneficiarse del control de síntomas y la atención de seguimiento si experimenta síntomas graves.

Mascarillas

  • No se recomienda que los niños menores de 2 años usen mascarillas debido a preocupaciones de asfixia.
  • El ajuste adecuado para los niños incluye mascarillas de tela de dos-tres capas o mascarillas quirúrgicas bien ajustadas. Se ha demostrado que estas mascarillas protegen y son más prácticas para los niños.
  • Los niños expuestos a familiares de alto riesgo en ambientes interiores sin ventilación y flujo de aire continuos deben usar mascarillas quirúrgicas bien ajustadas. El ajuste es clave: Los beneficios de las mascarillas de tela cómodas y bien ajustadas superan a las mascarillas quirúrgicas mal ajustadas.
  • El cierre o sellado adecuado de la mascarilla es extremadamente importante. La mascarilla debe estar al ras de las mejillas para un ajuste adecuado. Debe cubrir el mentón y la nariz y no extenderse hasta el cuello. Si el niño puede apagar una vela a través de la mascarilla no es adecuada.

Lavado de manos

  • Lávese las manos con frecuencia durante al menos 20 segundos (haga que su hijo cante la canción del abecedario) mientras se lava. Lávese todos los lados de las manos, incluso entre los dedos, debajo de las uñas, la palma y el dorso de las manos.
  • Lávese bien las manos antes y después de comer y después de haber manipulado o tocado objetos provenientes de fuera de su casa.
  • Si usa alcohol en gel para manos, asegúrese de que no haya metanol en los ingredientes y que haya un mínimo de 60% de alcohol.

Ventilación y aire libre

  • Opte por actividades al aire libre siempre que sea posible.
  • ¡La ventilación y el flujo de aire son extremadamente importantes! Abra las ventanas y las puertas de la casa y fomente la ventilación de aire fresco. La circulación de aire fresco ayuda a disminuir la exposición al virus COVID-19 y evita que permanezca en el aire y propagándose. Consulte la sección sobre ventilación para trabajadores esenciales para saber cómo se puede aplicar para su uso en el hogar.

Cuando supe que la escuela de mi hijo cerraría durante el comienzo de la pandemia del COVID-19 en marzo, me sentí abrumada por sentimientos de incertidumbre y preocupación.

Trabajo en la industria de la salud y me han considerado una trabajadora esencial. Más allá de ser indispensable, soy madre soltera y no estaba preparada para educar a mi hijo en casa. Afortunadamente, pude pedir ayuda a mi familia.

Selfie de Carnesia con su hijo frente a una pared de ladrillos. Lleva una camisa azul y tiene trenzas. Ella está apoyando la cabeza en su hijo, que tiene sus brazos alrededor de su cintura y su cabeza sobre su hombro. Lleva una camisa roja.

Al comienzo de la pandemia, mi madre, que trabaja para el estado de Florida, se quedó en casa y cuidó a mi hijo mientras asistía virtualmente a la escuela. Lamentablemente, el arreglo no duró mucho, ya que la llamaron para que volviera a trabajar en la oficina. Me encontré de nuevo en el punto de partida. No tenía cuidado infantil y mi empleador no tenía planes de relajar las políticas de la empresa para que yo pudiera cuidar a mi hijo. Encontré que esto era una gran carga. A última hora, recibí mi segunda bendición de otro miembro de la familia. Mi tía se ofreció a quedarse con mi hijo, pero vive a dos horas de mí. Aunque no quería estar lejos de él, no tenía muchas opciones. Él es mi único hijo y tenemos un vínculo increíblemente fuerte, por lo que fue difícil para mí hacer mi vida sin él. Pero estaba agradecida por la ayuda de mi familia.

Durante la mayor parte del verano me estremecí ante la idea de tener que enviar a mi hijo de regreso a la escuela durante esta pandemia. Cuando el estado de Florida anunció que las escuelas regresarían para el aprendizaje en persona, nuevamente no tenía ni idea de cómo haría que esto funcionara para mi familia. Verá, mi hijo está en la escuela primeria y probablemente haría algo nada parecido al distanciamiento social si sus compañeros lo provocan con un juego de la lleva.

Después de hacer una publicación en las redes sociales, me presentaron un programa educativo fuera del campus que ofrece cuidado infantil y tutoría. Esta instalación educativa, que pertenece y es operada por una mujer negra, apoya el aprendizaje a distancia y proporciona almuerzo y cuidado infantil después de la escuela. Esta fue una gran bendición para mi hijo y para mí. Aunque va a estar en compañía de otros estudiantes, la cantidad de niños es mucho menor que en su escuela tradicional. La instalación implementará requisitos de distanciamiento social y se adherirá a un programa de limpieza diario, lo que me da un poco más de confianza en su regreso a alguna forma de normalidad.

En un mundo ideal, mi trabajo—que de hecho podría hacerse desde casa—me daría la opción de cuidar a mi hijo en casa. Hasta que ese mundo ideal llegue a ser una realidad, continuaré apoyándome en mi familia y mi comunidad para que me ayuden durante estos tiempos locos. ¡Parece que realmente me han apoyado este año!

Carnesia Anderson, Tallahassee, Florida

Utilice los lineamientos de su condado y estado como referencia. Si bien no podemos hacer que la escuela sea tan segura como lo era antes del COVID-19, existen medidas que podemos tomar para reducir los riesgos. Si no conoce los planes de su escuela, por favor abogue por su hijo y solicite información actualizada a los funcionarios de la escuela. Las siguientes preguntas pueden ayudarle a abordar temas importantes.

  • ¿Requerirán mascarillas para estudiantes mayores de dos años, así como para maestros y miembros del personal?
  • ¿Cuál es el tamaño de la clase? ¿Es posible reducir el tamaño de las clases o animar la creación de burbujas de aprendizaje para permitir el distanciamiento social? ¿Y van a evitar que estas burbujas se mezclen con otras durante el recreo y la clase de educación física?

También es posible que desee seguir los siguientes pasos para mejorar los servicios comunitarios.

  • Abogue por espacios al aire libre y áreas de enseñanza predominantemente al aire libre. Las áreas interiores de baja ventilación sin distanciamiento social ponen a su hijo en mayor riesgo. Las escuelas deben limpiar las superficies de alto contacto y limpiar las instalaciones utilizando intervalos más frecuentes.
  • Si se deben usar espacios interiores, pregunte cuál es situación de ventilación de la escuela. Si es posible, se deben abrir las ventanas y puertas y colocar ventiladores en las ventanas para permitir un flujo de aire y una ventilación adecuada. Solicite planes para disminuir la socialización con otras clases. Consulte la sección sobre ventilación para trabajadores para obtener una lista de preguntas que puede hacer a los administradores escolares.
  • Si hay almuerzo en el campus, pregunte a los administradores de la escuela qué hacer para que los niños estén lo más seguros posible mientras comen.
    • Antes y después del almuerzo y meriendas
    • Después de quitarse la mascarilla antes de comer y nuevamente después de volver a colocarla
    • Antes de volver a entrar a las aulas después del recreo/recesos
  • Recuérdele a su hijo a lavarse las manos con frecuencia.
  • Pregunte cómo la escuela mantiene seguros a los maestros, personal y administradores.

Las madres y los padres deberían hablar con sus líderes escolares, administradores y las organizaciones de la asociación de padres y maestros (PTA por sus siglas en inglés), sobre el uso de una aplicación para monitorear la salud de los estudiantes y el personal y para ayudarlos a tomar decisiones diarias sobre las mejores prácticas para la prevención de enfermedades. La aplicación GreenlightEd es una aplicación creada para ayudar a las escuelas a administrar el COVID-19, hecha por la Red de Respuesta a la Pandemia de Duke Health. Cualquier persona, incluyendo padres, maestros o administradores, puede programar una cita de 15 minutos para obtener más información sobre la aplicación visite este sitio web: https://greenlighted.org/.

Las videoconferencias, los juegos en línea y el distanciamiento social con mascarillas mientras se juega al aire libre, representan el riesgo más bajo. Andar en bicicleta o patineta y nadar al aire libre mientras se está alejado representa un riesgo más moderado. Otras ideas incluyen noches de cine al aire libre con conos que separan a las familias a dos metros (seis pies de distancia). Los lineamientos deportivos se han actualizado para el COVID-19 y pueden ayudar a involucrar a su hijo en la socialización de actividades deportivas, según las recomendaciones de su área local.

Burbujas sociales de cuarentena

  • Con el fin de equilibrar las necesidades de salud mental con la seguridad física, las familias pueden considerar la posibilidad de crear una burbuja social. Las burbujas sociales deben estar formadas por no más de dos a tres familias que solo socialicen abiertamente entre sí.
  • Las burbujas sociales funcionan solo si cada familia tiene una burbuja social de cuarentena.
  • Los miembros de la burbuja social aun deben tomar la máxima cantidad de precauciones, ya que este arreglo presenta un riesgo significativamente mayor que otras formas de socialización virtual y físicamente distanciadas.
  • Para minimizar estos riesgos, es importante que todos los miembros de la burbuja social sean tan cautelosos como usted—que en su mayoría se queden en casa, usen mascarillas en público, mantengan la distancia física, tomen decisiones de seguridad sensatas y conservadoras y no socialicen en contacto cercano con nadie fuera de la burbuja social.
  • Este tipo de socialización no se recomienda para familias con miembros que están en mayor riesgo, tienen contactos cercanos o viven con miembros mayores en el hogar.

Conclusión

  • Socializar al aire libre con un grupo pequeño y mientras se mantiene el distanciamiento físico y el uso de la mascarilla, presenta el riesgo más bajo.
  • Las actividades en ambientes interiores y el juego en grupos más grandes aumentan significativamente el riesgo.
  • Socializar regularmente con familias y niños que no están tomando las precauciones adecuadas fuera del hogar, colocará a su hijo y a su familia en mayor riesgo de contraer el COVID-19.
  • La comunicación abierta y el establecimiento de lineamientos para su familia y para aquellas personas con quienes decide socializar ayudarán a reducir estos riesgos.

Recursos y Referencia

  • Visite el sitio de la Organización Mundial de la Salud en https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019.
  • Visite el sitio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades en https://www.cdc.gov/spanish/ o llame al 800-CDC-INFO (800-232-4636).
  • Los Departamentos de Salud de su estado o ciudad en línea en: https://www.cdc.gov/publichealthgateway/healthdirectories/es/healthdepartments.html Cada departamento estatal y su sitio web deben dirigirlo a recursos locales como sitios de pruebas, comunicados de prensa y actualizaciones escolares.
  • Contacte a su clínica de salud de su tribu.
  • Acceda a los Recursos del País Indígena en www.ncai.org
  • Recursos sobre el COVID-19 de la Respuesta Negra en www.TheBlackResponse.org
  • Acceda a los Recursos del Coronavirus para la Comunidad Inmigrante en www.UnitedWeDream.org
  • Acceda a los Elegibilidad de Inmigrantes para Programas Públicos durante el COVID-19 en www.ProtectingImmigrantFamilies.org
  • Acceda a la Guía del COVID-19 de Laboratorios de la Igualdad en www.EqualityLabs.org/covid19guide en múltiples idiomas: Inglés, hindi, telugu, gujarati, malayo, kannada, punjabi, urdu, nepalí, birmano, bengalí y maratí
  • Acceda a la La Guía del COVID-19 Centro Nacional para la Igualdad Trans en www.TransEquality.org/covid19
  • Acceda a la La Gente Mayor LGBT y el COVID-19 en www.lgbtmap.org//lgbt-older-adults.
  • Last Mile (www.LastMile.works) proporciona consejos para las comunidades más afectadas por el virus sobre cómo mantenerse a salvo durante la pandemia. El sitio incluye guías tales acercad de cómo protestar de manera segura, cómo hacer en la universidad, cómo dejar a los niños socializar, consejos acerca de la mascarilla y cómo mantenerse seguro en el trabajo.
  • La Red de Respuesta de la Pandemia de Duke Health ofrece un programa gratuito de apoyo de los síntomas para cualquier persona, en cualquier lugar y de cualquier edad. Usted no necesita tener síntomas o el COVID-19 para participar. Una persona del personal de enfermería responderá dentro de las 24 horas a todos los participantes que informen síntomas graves. El servicio es en inglés y español. Inscríbase en el Programa de Vigilancia de Salud Comunitaria para beneficiarse del monitoreo de síntomas y el seguimiento de síntomas graves.
  1. Richard A. Oppel Jr., Robert Gebeloff, K.K. Rebecca Lai, Will Wright and Mitch Smith, “The Fullest Look Yet at the Racial Inequity of Coronavirus,” The New York Times, July 5, 2020. Accessed on September 8, 2020, at https://www.nytimes.com/interactive/2020/07/05/us/coronavirus-latinos-african-americans-cdc-data.html.
  2. Sahir Doshi, Allison Jordan, Kate Kelly, and Danyelle Solomon, “The COVID-19 Response in Indian Country: A Federal Failure,” Center for American Progress, July 18, 2020. Accessed on September 8, 2020, at https://www.americanprogress.org/issues/green/reports/2020/06/18/486480/covid-19-response-indian-country/.
  3. Amy Green, Myeshia Price-Feeney and Samuel Dorison, “Implications for COVID-19 for LGBTQ Youth Mental Health and Suicide Prevention,” New York, New York: The Trevor Project, 2020. Accessed on September 8, 2020, at https://www.thetrevorproject.org/wp-content/uploads/2020/04/Implications-of-COVID-19-for-LGBTQ-Youth-Mental-Health-and-Suicide-Prevention.pdf.
  4. U.S. Department of Homeland Security, “ICE Guidance on COVID-19,” September 8, 2020. Accessed on September 8, 2020, at https://www.ice.gov/coronavirus.
  5. U.S. Department of Homeland Security, “ICE Guidance on COVID-19,” September 8, 2020. Accessed on September 8, 2020, at https://www.ice.gov/coronavirus.
  6. Centers for Disease Control and Prevention, “Lesbian, Gay, Bisexual, and Transgender Persons and Tobacco Use,” (n.d.). Accessed on September 15, 2020 at https://www.cdc.gov/tobacco/disparities/lgbt/index.htm.
  7. Eileen Glanton Loftus, “Examining Cancer Health Disparities in the LGBTQ Community,” September 22, 2019. Accessed on September 15, 2020, at https://www.aacr.org/blog/2019/09/22/examining-cancer-health-disparities-in-the-lgbtq-community/.
  8. Human Rights Campaign, “How HIV Impacts LGBTQ People,” February 2017. Accessed on September 15, 2020, at https://www.hrc.org/resources/hrc-issue-brief-hiv-aids-and-the-lgbt-community.
  9. U.S. Department of Health and Human Services Office of Minority Health, “Diabetes and American Indians / Alaska Natives,” December 19, 2019. Accessed on September 8, 2020, at https://minorityhealth.hhs.gov/omh/browse.aspx?lvl=4&lvlid=33.
  10. Donald Warne and Siobhan Wescott, “Social Determinants of American Indian Nutritional Health,” Current Developments in Nutrition 3(Supplement 2): 12–18, May 23, 2019. Accessed on September 15, 2020, at https://academic.oup.com/cdn/article/3/Supplement_2/12/5497919.
  11. Elise Gould and Valerie Wilson, “Black Workers Face Two of the Most Lethal Preexisting Conditions for Coronavirus — Racism and Economic Inequality,” Economic Policy Institute, June 1, 2020. Accessed on September 9, 2020, at https://www.epi.org/publication/black-workers-covid/.
  12. Risa Lavizzo-Mourey and David Williams, “Being Black Is Bad for Your Health,” U.S. News and World Report, April 14, 2016. Accessed on September 15, 2020, at https://www.usnews.com/opinion/blogs/policy-dose/articles/2016-04-14/theres-a-huge-health-equity-gap-between-whites-and-minorities.
  13. Elise Gould and Valerie Wilson, “Black Workers Face Two of the Most Lethal Preexisting Conditions for Coronavirus — Racism and Economic Inequality,” Economic Policy Institute, June 1, 2020. Accessed on September 9, 2020, at https://www.epi.org/publication/black-workers-covid/.
  14. Meena Venkataramanan and Juan Pablo Garnham, “Undocumented Immigrants Behind on Their Rent Are Self-Evicting Across Texas,” July 22, 2020. Accessed on September 15, 2020, at https://www.texastribune.org/2020/07/22/evictions-texas-undocumented-immigrants/
  15. Elise Gould and Valerie Wilson, “Black Workers Face Two of the Most Lethal Preexisting Conditions for Coronavirus — Racism and Economic Inequality,” Economic Policy Institute, June 1, 2020. Accessed on September 9, 2020, at https://www.epi.org/publication/black-workers-covid/.
  16. Movement Advancement Project and The National LGBTQ Workers Center, “LGBTQ People in the Workplace: Demographics, Experiences and Pathways to Equity,” n.d. Accessed on September 8, 2020, at https://www.lgbtmap.org/file/LGBT-Workers-3-Pager-FINAL.pdf.
  17. Lissandra Villa, “‘We’re Ignored Completely.’ Amid the Pandemic, Undocumented Immigrants Are Essential But Exposed,” TIME Magazine, April 17, 2020. Accessed on September 8, 2020, at https://time.com/5823491/undocumented-immigrants-essential-coronavirus/.
  18. Mapping Police Violence, “Police Violence Map,” September 6, 2020. Accessed on September 8, 2020, at https://mappingpoliceviolence.org/.
  19. Gina Torino, “How Racism and Microaggressions Lead to Worse Health,” University of Southern Carolina, Annenberg, Center for Health Journalism, November 10, 2017. Accessed on September 8, 2020, at https://www.centerforhealthjournalism.org/2017/11/08/how-racism-and-microaggressions-lead-worse-health.
  20. A T Geronimus, “The Weathering Hypothesis and the Health of African-American Women and Infants: Evidence and Speculations,” Ethnicity & Disease 2, no. 3 (1992): 207–221.
  21. Omar Martinez, Elwin Wu, Theo Sandfort, Brian Dodge, Alex Carballo-Dieguez, Rogeiro Pinto, Scott D. Rhodes, Eva Moya, and Silvia Chavez-Baray, “Evaluating the Impact of Immigration Policies on Health Status Among Undocumented Immigrants: A Systematic Review,” Journal of Immigrant and Minority Health 17, no. 3 (2015): 947–970. Accessed on September 8, 2020, at https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4074451/.
  22. Lauren M. Sauer, “What Is Coronavirus?”, Johns Hopkins Medicine, September 8, 2020. Accessed on September 8, 2020, at https://www.hopkinsmedicine.org/health/conditions-and-diseases/coronavirus.
  23. City of New York, “COVID-19: Symptoms and What to Do When Sick,” n.d. Accessed September 8, 2020, at https://www1.nyc.gov/site/doh/covid/covid-19-symptoms-chronic-health-risks.page.
  24. All references to humidity are for relative humidity, not absolute humidity.
  25. City of New York Health Department, “How to Protest Safely During the COVID-19 Pandemic,” June 8, 2020. Accessed September 8, 2020, at https://www1.nyc.gov/assets/doh/downloads/pdf/imm/covid-19-safe-protest.pdf.
  26. Alicia Adamczyk, “Housing Advocate on What to Do If You’re Being Evicted: ‘You Have Rights,’” CNBC Make It, July 2, 2020. Accessed on September 8, 2020, https://www.cnbc.com/2020/07/02/housing-advocate-on-what-to-do-if-youre-being-evicted-during-covid-19.html.
  27. https://www.cultureamp.com/blog/how-to-support-women-of-color-during-covid-19/
  28. Ashley Southall, “Scrutiny of Social-Distance Policing as 35 of 40 Arrested Are Black,” May 7, 2020. Accessed on September 8, 2020, at https://www.nytimes.com/2020/05/07/nyregion/nypd-social-distancing-race-coronavirus.html.
  29. Mia Mingus, “Pods and Pod Mapping Worksheet,” Bay Area Transformative Justice Collective, June 2016. Accessed on September 8, 2020, at https://batjc.wordpress.com/pods-and-pod-mapping-worksheet/.
  30. Alexandria Ocasio Cortez Democrat NY-14 #WeGotOurBlock, “Mutual Aid 101: Toolkit,” n.d. Accessed on September 8, 2020, at https://gdoc.pub/doc/e/2PACX-1vRMxV09kdojzMdyOfapJUOB6Ko2_1iAfIm8ELeIgma21wIt5HoTqP1QXadF01eZc0ySrPW6VtU_veyp.
  31. Upstream USA, “Ensuring Contraceptive Access During the COVID-19 Pandemic,” 2020. Accessed on September 8, 2020, at https://upstream.org/birth-control-covid-19/.